¿Qué podemos esperar de las elecciones del domingo?

El domingo habrá elecciones por gubernaturas en seis entidades del país: Hidalgo, Quintana Roo, Tamaulipas, Aguascalientes, Durango y Oaxaca
¿Qué podemos esperar de las elecciones del domingo?
El domingo habrá elecciones por gubernaturas en seis entidades del país: Hidalgo, Quintana Roo, Tamaulipas, Aguascalientes, Durango y Oaxaca

Agencia MVT / Opinión / José Contreras Contreras

Junio 1, 2022.- El próximo domingo habrá elecciones por gubernaturas en seis importantes entidades de este país: Hidalgo, Quintana Roo, Tamaulipas, Aguascalientes, Durango y Oaxaca. De lo que pase el 5 de junio, depende, en buena medida, la proyección electoral para el Estado de México que se definirá un año después, y se sentarán las bases de la elección presidencial del año 2024.

Por eso es tan importante lo que ocurrirá en esas seis importantes entidades del país el domingo venidero, tanto para los mexiquenses como para todos los mexicanos, y de ahí la necesidad de proyectar desde ahora escenarios políticos que pueden incidir directamente en el futuro electoral de este país.

En términos generales, hasta el momento se prevé que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que encabeza realmente el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se pueda adjudicar triunfos en cuatro de las seis entidades donde habrá elecciones, lo que le confirmaría como la primera fuerza electoral del país, y, de paso, enterraría al priismo que va cada vez peor con el “liderazgo” de su presidente nacional, Alejandro Moreno Cárdenas, alias “Alito”.

En un intento desesperado, “Alito” hizo circular ayer un audio que grabó él mismo de una conversación privada que sostuvo con el senador Manuel Velasco, en la que pretende dejar constancia de que está siendo “amenazado” desde la Presidencia de la República, a través del Secretario de Gobernación, “El número 2”, como se le señala en tal plática.

El efecto sobre el electorado será prácticamente nulo, pues antes el mismo Alejandro Moreno Cárdenas fue vapuleado por otros audios en los que a él se le escucha decir una sarta de tonterías, desde presunto arreglo económico con una empresa para inyectar recursos a su propia cuenta bancaria y para impulsar al PRI en las campañas electorales que sostuvo, hasta eso de que “a los periodistas no se les mata a balazos, sino de hambre”.

El desprestigio ya está hecho, el efecto sobre el Partido Revolucionario Institucional ya está firmado y la comprobación de esto serán precisamente los resultados que se cosechen en las elecciones estatales el próximo domingo.

Pero revisemos caso por caso.

Las últimas encuestas publicadas este martes por los diarios nacionales El Universal y El Economista refieren que Morena aventaja claramente en las elecciones de Quintana Roo, Hidalgo y Tamaulipas.

En Quintana Roo, Mara Lezama Espinosa, aventaja a su más cercana contendiente por 22 puntos. Mientras que las encuestas publicadas en El Universal apuntan a que, en Hidalgo, el candidato Julio Menchaca, de la coalición Morena, Partido del Trabajo (PT) y Nueva Alianza (NA), tiene una ventaja de 31 puntos sobre el segundo lugar en la contienda; en tanto que Américo Villarreal se perfila para cerrar su campaña en Tamaulipas con una ventaja de 25 puntos.

El último sondeo de la empresa Consulta Mitofsky, la encuestadora más seria de este país, reveló que en Quintana Roo la candidata por Morena, Mara Lezama tiene 36.5 por ciento de intención de voto, mientras que Laura Fernández Piña, de la alianza PRD-PAN, tiene 14.5 por ciento de las preferencias; en tercer lugar se ubica José Luis Pech con 8.1% y en cuarto lugar, la candidata del PRI Leslie Hendricks Rubio con 7.3 por ciento.

En Hidalgo, Julio Menchaca, de la coalición Morena, Partido del Trabajo (PT) y Nueva Alianza (NA), tiene una ventaja de 31 puntos sobre el segundo lugar en la contienda, de acuerdo con una encuesta realizada por Parametría, publicada el lunes en El Universal.

En Tamaulipas, de acuerdo con la última encuesta de Enkoll, publicada por El Universal, el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena, PT y PVEM) Américo Villarreal cerró su campaña electoral con una ventaja de 25 puntos en la intención de voto para renovar la gubernatura de Tamaulipas.

De acuerdo con el mismo sondeo, el candidato morenista encabeza la contienda electoral con 59 por ciento de la intención de voto efectiva, seguido por el abanderado de la colación Va por Tamaulipas (PAN, PRI, PRD), César Augusto “El Truko” Verástegui, con 34 por ciento. En un lejano tercer puesto se encuentra Arturo Diez Gutiérrez, del Movimiento Ciudadano, con 7 por ciento de las preferencias.

En Aguascalientes la ventaja la lleva el Partido Acción Nacional y difícilmente variará el resultado a favor del albiazul; en Durango el PRI todavía da la pelea y en Oaxaca parece que el resultado final será de “fotografía”, con ligera ventaja para Morena.

Si Morena gana la mitad o más de las gubernaturas en disputa, el mapa político-electoral del país se pintará de guinda en prácticamente tres cuartas partes del territorio nacional, dejando al Partido Acción Nacional con unas cuantas posiciones en sus bastiones tradicionales y al PRI en una espiral de derrotas de la que será muy difícil levantarse, por lo menos de cara a la elección presidencial del 2024.

Con resultados tan adversos para el priismo del país, además de un urgente cambio en la dirigencia nacional, que seguramente se concretará poco después de que concluyan las elecciones del próximo domingo, vendrá un reacomodo de fuerzas en el que el Estado de México estará al centro de la discusión política, pues lo único que le queda importante para defender al PRI es precisamente la gubernatura mexiquense, la cual también cada vez se ve más complicada de lograr.

Si los resultados proyectados se concretan, quizá el más beneficiado en el Estado de México sea el diputado local Enrique Vargas del Villar, quien estaría dando un paso definitivo en la posibilidad de concretar la candidatura de una eventual coalición entre el PRI y el PAN, llevando o no como satélites al Partido de la Revolución Democrática y eventualmente al Movimiento Ciudadano.

Si el PRI pierde en Hidalgo, Durango, Oaxaca y Tamaulipas el próximo domingo, tendrá muy pocos argumentos con los cuáles debatir en torno a si debe ser el partido que ponga el candidato a la gubernatura del Estado de México, o si cede el lugar al Partido Acción Nacional, instituto político que, al menos hasta el momento, tiene entre sus filas el mejor posicionado, precisamente Vargas del Villar, a quien lo único que le hace falta es que el PRI lo arrope con su estructura político-electoral, el llamado “voto verde” de la zona rural mexiquense, y por supuesto la capacidad y experiencia de los operadores del tricolor.

Veremos qué pasa el próximo domingo, pues, de lo que allá suceda, depende en muy buena medida lo que ocurrirá en los procesos de elección interna de candidatos e incluso la eventual concreción de la coalición PRI-PAN-PRD, u otra fórmula para tratar de mantener la hegemonía electoral en el Estado de México, ya que esta alternativa es evidente que cada vez aporta menos resultados.

Miercoles 29 de Junio del 2022 11:17 pm