Sin medicamentos el Issemym pone en riesgo la salud de cientos de derechohabientes

Cientos de derechohabientes llegan todos los días a las clínicas y hospitales del Issemym en busca de los medicamentos que requieren.
Sin medicamentos el Issemym pone en riesgo la salud de cientos de derechohabientes
Cientos de derechohabientes llegan todos los días a las clínicas y hospitales del Issemym en busca de los medicamentos que requieren.

Agencia MVT / José Contreras Contreras

Toluca, Estado de México, 13 de Febrero de 2022.

  • Desde octubre del 2021 las farmacias del Issemym están prácticamente vacías
  • Recomiendan a derechohabientes “compre por fuera” porque no hay medicamentos
  • Los pacientes de diabetes, hipertensión, cáncer, VIH, enfermedades psiquiátricas y fallo renal son los más afectados

En riesgo cientos de derechohabientes del Issemym por falta de medicamentos

Beatriz se levantó temprano el sábado, se bañó y vistió, tomó transporte público y poco más de 40 minutos después llegó a la Clínica Regional Toluca del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (Issemym), donde solicitó le resurtieran sus recetas para continuar con el tratamiento de Psiquiatría que lleva desde hace poco más de tres años.

Tomó Beatriz su turno y esperó a que el médico responsable del tratamiento saliera, tomara las recetas, regresara a su consultorio y le imprimiera las nuevas recetas para poder pasar a la farmacia a recibir sus medicamentos. Pero esto no ocurrió.

Ya en la farmacia, una mujer, detrás de un grueso plástico colocado como medida preventiva por la pandemia de Covid-19 –con lo que se evita intercambio de fluidos entre los derechohabientes y el personal responsable de surtir las recetas—le dijo que solo había uno de los cinco medicamentos que la paciente necesitaba, y, del medicamento que sí había, sólo le iba a entregar una caja, de las tres que ordenó el médico, “porque están escasas y hay que administrarlas para otros que la necesitan”.

Evidentemente Beatriz montó en cólera, pues pasó casi un mes para poder acudir a resurtir sus recetas y poder contar con los medicamentos para enfrentar los ataques de ansiedad y esquizofrenia que padece. Pero eso poco le importó a la responsable de la farmacia que le negó las medicinas.

Fotografía vía: Agencia de Noticias MVT

– ¿Y que voy a hacer sin mis medicamentos? Le preguntó Beatriz a la encargada de la farmacia de la Clínica Regional Toluca del Issemym

– Pues, no sé. Le recomiendo que los compre por fuera, porque tiene meses que esos medicamentos no nos los surten, respondió la servidora pública del Issemym

– ¿Cómo que los compre por fuera? Para eso me descuentan puntualmente mis cuotas al Issemym, y fuera cada caja cuesta más de mil pesos. Sería como gastar toda mi quincena en mis medicinas. Respondió furiosa la derechohabiente

– Pues entonces hágale como quiera. Aquí no tenemos sus medicinas y dudo que las vayamos a tener. Le digo que tiene meses que no nos surten esos medicamentos “controlados”, como tampoco los de cáncer y los de diabetes. Respondió la responsable de la farmacia

– Entonces, ¿no sabe usted ni para cuándo puedan llegar los medicamentos? Preguntó la derechohabiente

– No. Creo que desde octubre no nos surten eso, y no creo que por usted nos vayan a surtir. Dijo la responsable de la farmacia ya en un tono sarcástico y burlón

– ¡No es justo! Entonces qué le hacen a lo que nos descuentan cada quincena. Cuestionó Beatriz ya visiblemente descompuesta por el coraje

– Pues yo no le sé decir qué le hagan a lo que les descuentan, lo único que yo le puedo decir es que no ha de ser para comprar medicinas, porque como puede ver prácticamente estamos vacíos, no hay ni paracetamol que ahorita tanto piden para el Covid. Respondió la responsable de la farmacia

Cientos de derechohabientes a diario acuden a surtirse de medicamentos

Como Beatriz, cientos de derechohabientes llegan todos los días a las clínicas y hospitales del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios en busca de los medicamentos que requieren para sortear padecimientos simples como resfriados, tos o gripe, hasta Covid-19 cuyos contagios se dispararon en las últimas semanas por la variante Ómicron que se transmite mucho más rápido.

Pacientes que más sufren la falta de medicamentos en el Issemym son los que padecen enfermedades crónicas degenerativas y de transtornos mentales

Pero quizá los pacientes que mayores problemas enfrentan son precisamente quienes tienen padecimientos considerados como crónico degenerativos y los de trastornos mentales que requieren tratamientos prolongados de psiquiatría, pues los medicamentos que ellos requieren son los más escasos y también los más caros en las farmacias comerciales.

Las farmacias comerciales rechazan las recetas médicas de esta Institución

Además, los llamados medicamentos controlados requieren de receta médica para que cualquier farmacia los venda, y las droguerías comerciales no aceptan las recetas del Issemym para surtirlas; es decir, aunque los derechohabientes del Issemym tuvieran el dinero necesario para surtir sus recetas en farmacias comerciales, esto no es posible porque para ello necesitarían ver primero a un especialista de forma particular, lo que implicaría un gasto superior a los mil pesos que es lo que cobran por consulta.

De acuerdo con cifras del portal No al huachicol de medicamentos, la mayor cantidad de denuncias por el no surtimiento de medicamentos en el Issemym se concentran actualmente en enfermedades como: diabetes, hipertensión, cáncer, VIH y fallo renal.

Vales que no valen

Anteriormente, el Issemym entregaba a sus derechohabientes vales canjeables que podían hacer buenos en por lo menos cinco farmacias subrogadas que apoyaban al instituto; sin embargo, cuatro de las cinco farmacias ya cerraron sus puertas y actualmente la única que funciona prácticamente no tiene medicamentos que ofrecer a decenas de personas que todos los días acuden con la esperanza de encontrar los fármacos que requieren para enfrentar diversos padecimientos.

“Los vales en realidad no valen”, dijo otra derechohabiente que se identificó como Gloria Estrada, quien también acudió este sábado a la farmacia de la Clínica Regional Toluca del Issemym a exigir que le surtan los medicamentos que necesita por problemas posoperatorios de cáncer en el colon.

“Llevo desde septiembre del año pasado con este tipo de problemas. Me dan vales cada vez que vengo, pero ya ni hay farmacias que acepten los vales, y la única que sigue, la que está por el hospital Materno Infantil del Issemym, pues no tiene nada de medicinas, menos las que yo necesito”, denunció.

De acuerdo con la página oficial del ISSEMyM, actualmente dispone de tres farmacias donde los derechohabientes pueden adquirir sus medicamentos a través de los “vales subrogados”. Este es un formato que genera el área de farmacia de las unidades médicas del instituto para que pueda ser canjeado en alguno de los establecimientos con los que hay convenio vigente, en caso de inexistencia o falta de algún medicamento.

Sin embargo, en la farmacia subrogada que se encuentra en Industria Minera #104, propiedad de Medical Life, la cortina permanece a la mitad y los empleados se encuentran al interior sin brindar información, solo dicen que está cerrada.

En la cortina un letrero señala que “la farmacia Medical Life permanecerá cerrada y no puede hacer cambios de vales, hasta nuevo aviso”.

Fotografía vía: Agencia de Noticias MVT

La crisis del Issemym

La mala situación financiera del Issemym no es nueva, incluso antes de la pandemia de Covid-19 el instituto ya acusaba problemas financieros que le impidió seguir con el contrato de surtido de medicamentos que tenía con la empresa:

  • RALCA, S. A., de C. V

Especializada en la compra, logística y distribución de fármacos.

En el año 2018, La empresa Ralca, proveedora de medicamentos, exhibió que el ISSEMYM le adeudaba más de 26 millones de pesos, de los cuales, el 95 por ciento correspondía a entregas de medicamentos realizadas en el año 2017, y a través de un desplegado publicado en medios impresos de Toluca acusó que “hay un retraso constante y promesas de pago incumplidas por parte del instituto”.

La empresa llamó entonces al gobernador Alfredo del Mazo Maza a liberar los recursos necesarios para cubrir la deuda del ISSEMYM por los pagos de las medicinas que han suministrado, “pues hay facturas que presentan un vencimiento superior a los 180 días que impacta en sus finanzas y advierte que sus operaciones comerciales son de bajos márgenes de operación”.

En el desplegado, Miguel Ángel Tamayo, responsable comercial de RALCA S.A de C. V., advirtió que “uno de los argumentos para no pagarles es el cambio de administración; pero de parte del ISSEMYM no ven un compromiso real de pago; por lo cual piden que intervenga el mandatario estatal”.

“El antecedente que muestra la institución (ISSEMYM) ante el seguimiento y cumplimiento del pago de su deuda es el retraso constante, semana tras semana y promesas de pago incumplidas con el argumento de cambio de administración, mencionando que el pago se hará; sin embargo, no hay compromiso real de pago, es por ello le solicitamos su valiosa intervención”, señalaba entonces el desplegado de la empresa y pedía al gobernador tomar decisiones.

A la fecha –cuatro años después—la situación no ha cambiado, por el contrario, el problema se agudiza para los derechohabientes del Issemym y a pesar de que se ha publicitado que algunos organismos que adeudaban al Issemym por los servicios prestados ya están regularizando su situación, la escasez de medicamentos empeora en perjuicio de cientos de mujeres y hombres a los que puntualmente se les descuenta de sus quincenas, mil pesos en promedio, como aportaciones a ese instituto que no les está dando el servicio al que por ley tienen derecho.

Fotografía vía: Agencia de Noticias MVT
Fotografía vía: Agencia de Noticias MVT

Martes 17 de Mayo del 2022 9:46 pm