Se va la elefanta Bireki de Zacango a un santuario en Sinaloa

Después de ser decomisada a un circo, la elefanta Bireki viajará del Zoológico de Zacango a un refugio en Culiacán, Sinaloa
Se va la elefanta Bireki de Zacango a un santuario en Sinaloa
Después de ser decomisada a un circo, la elefanta Bireki viajará del Zoológico de Zacango a un refugio en Culiacán, Sinaloa

Agencia MVT / Maricela Aguilera

CALIMAYA, México, 15 de Junio de 2022.- La elefanta de la especie Elephas maximus de nombre Bireki, que por ocho años albergó el zoológico de Zacango, viajará 30 horas a partir de este jueves, a las 09:30 de la mañana, para convertirse en la nueva pareja del macho de la misma especie, Big Boy, quien vive en el Santuario de Ostok, en Culiacán, Sinaloa.

Ella es la primera elefanta asiática nacida en México; nació, creció y se desarrolló en el Circo Daktari, en el que vivió por 23 años y recorrió buena parte del país; sin embargo, cuando se cancelaron los espectáculos con animales en México se tuvo que ir a vivir al zoológico de Zacango, explicó el presidente de la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México (AZCARM), Ernesto Zazueta.

¿Cómo llegó la bella elefantita a Zacango?

En el 2014, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) la decomisó bajo el argumento de que la elefanta no estaba en óptimas condiciones de salud.

«El cirquero comenzó un litigio, pues el animal es de su propiedad, y tras ocho años logró ganarle a PROFEPA, no era un pleito contra Zacango, ellos son solo un depositario. Pero hace 10 meses, aproximadamente, que ganó el juicio el dueño, Bireki tendría que volver al circo, por lo que nos contactaron varios defensores de animales para señalar la preocupación porque podría volver a vivir encadenada en una carpa», relató.

¿Por qué se irá ahora a Culiacán, Sinaloa?

Por ello, el director contactó a una familia oriental de Culiacán, quienes facilitaron el traslado de la especie asiática, nacida en México, hasta Sinaloa.

«Aunque sea de su propiedad la elefanta, es un dineral lo que hay en juego de custodia, de abogados, y esta familia dijo que sería bonito que Big Boy no esté solo sino ella pueda ser su compañera y me pidieron hablar con el circo, llegamos a acuerdos para que el dueño pudiera liquidar sus deudas y esta familia hizo posible que se vaya de Zacango a Culiacán», platicó.

Bireki es de los pocos elefantes nacidos en México en cautiverio

Señaló que la historia de Bireki es muy interesante, porque sus padres se reprodujeron en cautiverio, en un circo, y encontró un lugar en el Parque Ecológico Zacango en el Estado de México, donde fue bien atendida, pero le favorece más el clima de Sinaloa, pues tiene el mismo tríptico que los elefantes de su tipo en la India.

«Sinaloa está en el mismo trópico, el mismo clima que el área donde hay elefantes asiáticos en la India, es una selva baja caducifolia que cada año está gris, pero con las primeras lluvias se hace el paraíso, por lo que allá no necesitará calefacción», detalló.

Fotografía: Agencia MVT (Archivo)

¿Qué futuro le espera en Sinaloa a Bireki?

Es así que este jueves se va hacia Culiacán para después arribar al que será su nuevo hogar, el Santuario Ostok, Culiacán.

El también director de dicho santuario precisó que la meta es que ambos elefantes formen una nueva familia y cuidarlos para que tengan crías.

Esperan que se lleve bien con Big Boy y se reproduzcan pronto

«Ojalá se reproduzca, primero se deben conocer ambos elefantes, pero de no ser así, estamos en pláticas con especialistas de Estados Unidos, San Diego, y La India, para ver la posibilidad de que en caso de que no sea viable la monta directa, inseminarla. Hemos estado platicando con expertos a cargo de estos animales, pero esperemos que se caigan bien», dijo.

Para la reproducción, los especialistas esperarán un mes y medio en el Zoológico de Culiacán, para después trasladarla al santuario donde hay un área dispuesta para ella, y después comenzar a reunirlos.

Un paraíso terrenal espera a la elefantita en Sinaloa

Explicó que es un éxito este traslado porque si bien Big Boy tiene amigos, como venados y otros en el santuario que es cerrado al público, la realidad es que convivir con alguien de su especie será ideal.

«Él es feliz en temporada de lluvias, se le llena una zanja, es como un río, nos tira piedras, es como un niño pequeño», concluyó.

Viernes 24 de Junio del 2022 8:11 pm