¿Retoma control del PRI Alfredo del Mazo?

Eric Sevilla es la apuesta de Alfredo del Mazo para retomar el timón de un partido político que antes fue poderoso en el Estado de México.
¿Retoma control del PRI Alfredo del Mazo?
Eric Sevilla es la apuesta de Alfredo del Mazo para retomar el timón de un partido político que antes fue poderoso en el Estado de México.

Opinión MVT / José Contreras Contreras

Febrero 10, 2022.- El arribo de Eric Sevilla Montes de Oca a la dirigencia estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) debe marcar un antes y un después entre ese instituto político y quien debería ser la cabeza real del mismo a nivel estatal: Alfredo del Mazo Maza.

Hace solo algunas semanas, Juan Pedro García Martínez, quien fue uno de los principales operadores priistas a través de la organización denominada Unidad Revolucionaria, que si bien es cierto él no creó pero sí rescató de la oscuridad y el desuso para convertirla en una valiosa herramienta de movilización sociopolítica del tricolor, me hizo un comentario de esos que dejan fría la sangre, cuando de política se trata: el PRI está abandonado por Alfredo del Mazo.

En conversación directa con quien además fue en su momento uno de los principales promotores de la candidatura de Alfredo del Mazo Maza a la gubernatura mexiquense: Juan Pedro García Martínez no ocultó su tristeza y evidente decepción de haber vivido momentos dramáticos en los que quiso hacer algo para revivir al alicaído priismo mexiquense, tras la derrota que sufrieron en el año 2018, cuando Andrés Manuel López Obrador y todos los que de él se colgaron arrasaron en las urnas y se convirtieron en diputados y presidentes municipales en el Estado de México.

“Le pedí a Alfredo (Del Mazo) que nos ayudara; le dije que teníamos que revivir los comités municipales, los seccionales; le pedí que nos echara la mano para rescatar al verdadero priismo y aprovechar su capacidad y experiencia para rehacernos y preparar la siguiente elección. Silencio fue lo único que recibimos. No le interesó, es evidente que el PRI no era su prioridad, y nos dejó morir solos”, me confió.

También reconoció que “la única que hizo un esfuerzo superior para tratar de recomponer al PRI fue Alejandra del Moral Vela”, e incluso expresó que “es una mujer admirable que con ningún respaldo logró que el PRI volviera del piso y recuperara por lo menos 11 diputaciones y quedara con 22 en total en la actual Legislatura local del Estado de México.

Juan Pedro dijo que él mismo tuvo que poner de su bolsillo para compensar económicamente a muchas personas que en el 2018 operaron políticamente para el PRI y movilizaron al electorado para tratar de evitar la estrepitosa caída, a quienes el entonces presidente estatal del PRI, Ernesto Nemer Álvarez, no quiso ni recibir en la sede priista tras la derrota, aunque sea para darles una palabra de aliento y convocarlos a mantenerse unidos, en la derrota, y trabajar por una futura victoria.

En la misma plática, al margen de cualquier entrevista formal, Juan Pedro García, a quien muchos consideraron por años como uno de los priistas “más echados para adelante”, me hizo observar que durante lo que va de la administración de Alfredo del Mazo Maza en la gubernatura del Estado de México nunca se “paró” en algún Consejo Político Estatal del Partido Revolucionario Institucional.

“Del Mazo es el Jefe Político del PRI, él debería estar presente en todos los consejos políticos, porque ahí se deben tomar todas las decisiones importantes del partido, y él, simplemente con su presencia estaría dando fuerza a su partido. Pero no ha sido así, “El PRI anda solo, él (Del Mazo) tiene su propia agenda y en esa el PRI no existe”, me dijo.

Sin embargo, las cosas parecen cambiar en las últimas horas. A la salida de Alejandra del Moral Vela de la presidencia estatal del Partido Revolucionario Institucional parece que Alfredo del Mazo Maza tiene la intención de retomar el control de su instituto político. Quizá ya se dio cuenta que él necesita del PRI tanto o más de lo que el PRI necesita de él, si de retener la gubernatura mexiquense se trata.

El enviar a la dirigencia estatal del Revolucionario Institucional a uno de sus principales operadores políticos, quizá el principal, pues durante años fue el responsable de operar el “programa insignia” de su administración, el llamado Salario Rosa, quiere decir que existe una clara intención del mandatario mexiquense de retomar el control e intenta traducir todo lo que se ha hecho durante casi cuatro años de su gestión en materia de política social en votos a favor de la causa del tricolor.

Eric Sevilla Montes de Oca es la apuesta de Alfredo del Mazo Maza para retomar el timón de un partido político que antes fue poderoso en el Estado de México, el cual durante ocho décadas le ha permitido a la clase política que él mismo pertenece (Grupo Atlacomulco) mantener el control político del estado más poblado del país, el cual también, por cierto, es el que mayor presupuesto maneja, tanto por recursos federales como estatales.

Si Del Mazo en algún momento ha visto con seriedad la posibilidad de buscar la Presidencia de la República primero tiene que retener para el PRI la gubernatura del Estado de México, y, con ese cimiento, posteriormente pensar en cualquier estrategia que le conduzca a la máxima magistratura de la nación.

Si Alfredo del Mazo Maza desea trascender políticamente en esta entidad, como lo hicieron su abuelo, Alfredo del Mazo Vélez, y su padre, Alfredo del Mazo González, lo primero que necesita es reasumir la posición de “primer priista” del Estado de México, posición que hasta antes de él se consideraba como inherente al cargo de gobernador mexiquense, pero que aparentemente a él no le interesaba conservar y mucho menos ejercer.

Se considera que el PRI hoy no estaría en condiciones de ganar por si mismo la próxima elección de gobernador, y que para ello necesita forzosamente consolidar la coalición que se supone mantienen los tricolores con el Partido Acción Nacional y el de la Revolución Democrática, y, en el mejor de los casos, sumar a alguna otra fuerza política de menor proyección que bien podría ser el Partido Verde e incluso Nueva Alianza, gracias a las cuales, por cierto, Del Mazo Maza logró hacerse de la gubernatura en una de las elecciones más competidas de la historia local. Sin embargo, para ello, primero tiene que asumir el control de su propio barco, y luego ver qué es lo que puede lograr con los de otros colores. A ver si lo logra.

Martes 17 de Mayo del 2022 5:53 am