Voluntarios de la Cruz Roja de Toluca: vocación de servicio

Voluntarios de la Cruz Roja de Toluca: vocación de servicio

Agencia MVT / Ingrid Ahumada Mañon

Toluca, México, 24 de Junio de 2018.- Impulsada por el amor a su familia y a su esposo rescatista de la Cruz Roja, se adentró a la labor de ayudar a personas desconocidas con el mismo cariño que le tiene a sus seres queridos.

María de Lourdes Cruz Álvarez, técnico en urgencias médicas con 15 años de trayectoria como rescatista de la Cruz Roja de Toluca, relató que en su vida busca el equilibrio entre lo que más le gusta hacer y cuidar a su familia, pues es ama de casa y madre de cinco jóvenes.

“Lo que más me gusta de mi trabajo es poder ayudar a la gente en cuanto a lo posible que yo pueda hacer a bordo de la ambulancia”, dijo.

Al acudir a un llamado de auxilio, en su mente pide que la persona no esté mal, y no por el miedo de atenderla, sino por saber que la persona pudiera fallecer e imaginarse el dolor que eso podría causar a sus familiares.

“Hay que ser más sensible porque tienes que sentir el dolor de las personas y de sus familiares si sabes que esa persona por más que le hagas, no va a vivir”.

Los casos que más le lastiman son los de niños, pequeños que dijo en su mayoría sufren o incluso pierden la vida por descuidos de terceros. También recordó el caso que más le ha impactado a lo largo de su trayectoria como paramédico, el cual fue la volcadura de un camión en la carretera México-Toluca en el que viajaban estudiantes de la UNAM en abril del 2012, pues relató que la forma en la que encontró a los jóvenes es una imagen que no olvida.

Al igual que ella, existen personas que con voluntad han brindado su servicio por muchos años, como Alfonso Gregorio López Orozco, socorrista por 44 años en la delegación Toluca de la Cruz Roja.

Para Alfonso, de día su uniforme es de encargado de mantenimiento en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAEMéx, de noche los colores azul, rojo y blanco lo identifican como voluntario de la Cruz Roja.

A lo largo de su trayectoría ha ejercido como jefe de alta montaña y rescate vertical durante 10 años, tiempo en el que además ha ofrecido alrededor de 80 prácticas ha jóvenes que cómo él se interesan en contribuir de manera voluntaria.

«Al acudir a un llamado lo mas importante para nosotros es la integridad de los compañeros y la de uno para poder salvar la vida de alguien más».

A pesar del tiempo que ha ofrecido servicio, actualmente dijo continúa sintiendo adrenalina y nerviosismo al saber que acudirá a un llamado, al escuchar las sirenas e imaginarse la imagen del accidente que podría encontrar.

Martes 19 de Octubre del 2021 4:35 am