Voluntarios de la Cruz Roja conviven con niños y adultos mayores de Malinalco

302 0

Agencia MVT

  • Entregan ayuda humanitaria y comparten posada los voluntarios de Cruz Roja Mexicana con niños y adultos mayores en pobreza extrema

Malinalco, México, 19 de Diciembre de 2019.- La Coordinación Estatal de Damas Voluntarias de la Delegación Estado de México de Cruz Roja Mexicana encabezó una jornada de asistencia humanitaria en beneficio de 60 niños y 60 adultos mayores que atiende la Casa de las Hermanas del Buen Samaritano, en el municipio de Malinalco.

La señora Ana Paula Fernández de Forastieri, Coordinadora Estatal de Damas Voluntarias refrendó el compromiso de trabajo de Cruz Roja Mexicana con la población vulnerable del Estado de México, y reconoció ampliamente la labor que realizan las religiosas de la Casa de las Hermanas del Buen Samaritano en apoyo de niños y adultos mayores en condición de pobreza extrema.

Con el respaldo de las Coordinaciones Estatales de Juventud, Socorros y de Capacitación de Cruz Roja Mexicana del Estado de México, las Damas Voluntarias obsequiaron a los pacientes del dispensario de este centro de atención comunitaria pijamas y sandalias para una mejor estancia.

A los 60 niños en condición de pobreza extrema que atiende el comedor de la Casa de las Hermanas del Buen Samaritano los más de 40 voluntarios de Cruz Roja Mexicana que participaron en esta jornada humanitaria les prepararon y obsequiaron un sencillo refrigerio, el cual compartieron todos en unidad.

Los juventinos de Cruz Roja Mexicana realizaron una Feria de la Alegría, en la que además de juegos tradicionales de feria como las canicas, los aros y los globos, ofrecieron clases prácticas de globoflexia y manualidades, entre otras atracciones lúdicas.

Los niños del comedor comunitario se prepararon para esta ocasión y presentaron una divertida pastorela, con la que recordaron los valores de la Navidad, como la hermandad, la renovación en la fe y la esperanza de un mejor mañana.

Se realizó una posada tradicional con cantos, procesión y al final se rompieron piñatas que trajeron más sorpresas para los pequeños.

La Casa de las Hermanas del Buen Samaritano, de Malinalco, Estado de México, ofrece educación y alimentación permanente a 60 niños en condición de pobreza extrema, y opera un dispensario y albergue en el que hay una población constante de 60 adultos mayores en condición de orfandad, la mayoría con enfermedades crónico-degenerativas y terminales.

Por ello, las Damas Voluntarias de la Delegación Estado de México de Cruz Roja Mexicana apoyan la labor que realiza esta institución a favor de la población en condición de vulnerabilidad.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *