Utilizan comunidades indígenas de Zinacantepec la organoponia, como técnica alternativa de cultivo

ZINACANTEPEC, México, 22 de Jul.- Habitantes de diferentes comunidades indígenas de Santa María del Monte, en el municipio de Zinacantepec, producen hortalizas para su autoconsumo sin agroquímicos, con base en la técnica de la “Organoponia”, con la que la orina humana funge como el principal fertilizante para el riego de las plantas.\rDicha técnica consiste en poner dentro de una llanta tierra donde son cultivadas las semillas, que ocasionalmente también pueden colocarse en conos de huevos para su germinación y posteriormente son regadas con orina cada 15 días. La orina se convierte en fertilizante después que se le agrega tierra para plantas y se deja reposar de 30 a 35 días en botellas de dos litros, que son agitadas diariamente. \rCabe destacar que este proceso significa un ahorro de 100 litros de agua por cada 20 de orina y tiene la ventaja de disminuir el uso de fertilizantes, que por bulto cuestan 300 pesos; además, la orina contribuye a la prevención de enfermedades como cáncer, al fungir como un fertilizante que no tiene virus o bacterias, es biodegradable y tiene nutrientes balanceados que enriquece el crecimiento de las plantas.\rActualmente son 120 huertos en los que las familias de bajos recursos aprenden a cultivar verduras sanas, con lo cual se puede tener un ahorro hasta de 10 mil pesos al año.\rIsabel Apolonia, habitante de la comunidad de San Miguel Hoja Sánchez, comentó que en total se obtienen de 8 a 20 piezas de verdura por cada llanta cultivada, por lo que en un futuro piensan aumentar su producción para lograr la venta de hortalizas que van desde lechuga, espinaca, zanahoria, cilantro, betabel y rábano, pues por el momento solo es para autoconsumo.\rAl respecto, Pedro Pliego, presidente de la Red Acción Ambiente, Asociación Civil, señaló que el objetivo de la “Organoponia” es lograr que la misma población produzca alimentos para su autoconsumo, lo que también tiene un impacto ecológico positivo pues se reciclan las llantas que suelen recoger de las barrancas o ríos de la zona.\rLos ahora productores aseguran que este nuevo proceso agrícola puede resultar más benéfico que plantar maíz, pues se gasta menos y es más productivo, pues gracias a los talleres “Aprender haciendo” que brinda la Red Acción Ambiente han descubierto nuevas técnicas de cultivo.\r

Lunes 15 de Agosto del 2022 8:52 pm