Uso de anticonceptivos favoreció el desarrollo personal y profesional de la mujer: Torres Ramos

TOLUCA, México, 6 de Oct.- Al celebrarse 50 años del acceso de la mujer a la primera píldora anticonceptiva, la investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Edna Torres Ramos, aseguró que los métodos hormonales han ayudado a cambiar la vida de las mujeres, pues tener control de su maternidad les ha permitido disfrutar su sexualidad, continuar son sus estudios e integrarse al campo laboral remunerado. \r“Gracias a la píldora, las mujeres además de planear cuándo y cuántos hijos tener, pueden decidir libremente sobre su cuerpo y vida”, indicó.\rApuntó que el uso de los anticonceptivos en México ha favorecido un descenso en la tasa global de fecundidad de 5.7 hijos por mujer en 1976 a 2.1 en 2005. “Mientras que en la década de los 60 sólo 16% de las mujeres formaban parte de la Población Económicamente Activa, hoy más de 30 por ciento trabajan”, abundó.\rRecordó que cuando la primera píldora anticonceptiva salió a la venta, no todas las mujeres podían acceder a tal innovación.”Durante la década de los 60 sólo podía prescribirse a las que estuvieran casadas y debían contar con autorización expresa de su marido. Incluso, en México el uso de los métodos anticonceptivos hormonales se aceptó legalmente hasta 1975, en el marco de la promulgación de la Ley General de Población”, abundó.\rConsideró que el cambio social ha sido evidente, “existe una gran diferencia entre las luchas de aquellos primeros grupos feministas que impulsaban el acceso universal a la píldora anticonceptiva en los años 60, en el que, gracias a la evolución de los métodos anticonceptivos, muchas postergan su maternidad para después de los 35 años, cuando han alcanzado éxito laboral; mientras que otras deciden ser madres sin la compañía de un hombre y algunas más optan por nunca tener hijos”, dijo.\r“Para alcanzar tales objetivos, las mujeres actualmente cuentan con opciones anticonceptivas eficaces, seguras y con beneficios adicionales. Por ejemplo, píldoras de baja dosis hormonal para mitigar el Síndrome Premenstrual; para controlar los síntomas del Síndrome de Ovario Poliquístico, además de beneficiar el peso corporal al evitar la retención de líquidos; otros que mejoran el aspecto de la piel y el cabello, así como inyecciones de aplicación mensual o el endoceptivo intrauterino cuya protección anticonceptiva se prolonga varios años y reduce el sangrado menstrual abundante”, concluyó.\r

Jueves 18 de Agosto del 2022 2:24 am