Toluca vence al Xolos y está en la gran final del torneo

1839 0

El Sol de Toluca / Gabriela Rangel

Toluca, México, 13 de mayo 2018.- El Diablo está que echa chispas y mostrándose contundente liquidó a Xolos de Tijuana, para instalarse en la final del torneo Clausura 2018 del balompié mexicano.

Con hat trick (Un triplete o tripleta, en deportes es lograr un objetivo del juego un total de tres veces) de Fernando Uribe, el hombre de la liguilla, y uno más de Pablo Barrientos, el Toluca por fin se quitó los fantasmas ante Tijuana, que poco y nada mostró en la vuelta.

Desde el arranque del partido, el dominio fue de los rojos, quienes haciendo alarde de buen futbol, orden en la defensa y contundencia en el ataque maniataron al rival y lo encerraron en su propio terreno.

Apenas al minuto 7, la ventaja de 1-0 ya era de los escarlatas gracias al colombiano Uribe, quien supo liquidar a Gibran Lajun en un balón que le puso Antonio Ríos en el corazón del área. Fernando cabeceó cruzado, lo justo para vencer al portero de la visita.

Con la ventaja, los rojos fueron más y con la confianza a tope, el contención Leo López gestó jugada personal en la que llevó el esférico y se tuvo la confianza para sacar el disparo colocado a la base del poste, donde vigiló Gibran.

El 2-0 de los rojos fue obra nuevamente de Fernando Uribe, al minuto 30. El doblete del cafetalero cayó con espectacular chilena en el corazón del área a pase de Sambueza, quien vio desmarcado al delantero y le sirvió con ventaja para que pudiera acomodarse el balón y rematar con tiempo para vencer a Lajud.

Tijuana se quedó con un hombre menos al minuto 36 por la expulsión de Omar Mendoza, debido a una doble amarilla en una falta sobre Alexis Borja en la línea de banda.

Para la segunda mitad, Uribe, convertido en figura, dejó ir el hat trick cuando su disparo se escurrió por un costado de la portería de Xolos.

Antonio Ríos puso a cimbrar el larguero aprovechando que los “perros fronterizos” no terminaban de asentarse en el terreno de juego y el tercero de los choriceros tocaba a su puerta.

La noche se le vino a Tijuana con la expulsión de Miller Bolaños, tras entrada artera sobre Sambueza, que el silbante Fernando Guerrero no dudó y mostró la tarjeta roja directa.

Tijuana tuvo ligera reacción en tiro de castigo que cobró perfecto Luis Chávez y en el que Alfredo Talavera se quedó como un espectador más en el 2-1.

La infernal reacción comenzó al minuto 85 con el hat trick de Fernando Uribe, que significó el boleto a la gran final del balompié mexicano tras una sequía de seis años, justamente desde que el cuadro de Hernán Cristante perdió el título ante Xolos.

Pablo Barrientos puso el último clavo al ataúd de Xolos con soberbio zapatazo que dejó sin oportunidad a Gibran Lajud y sentenció la anhelada victoria choricera por marcador de 4-1; 5-2 en el global.

Ir a la publicación original El Sol de Toluca

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *