Toluca se llenó de color y tradición con la quema de los mejores 27 Judas este Sábado de Gloria

874 0

Agencia MVT / Ingrid Ahumada Mañon

TOLUCA, México, 31 de Marzo del 2018.- Familias mexiquenses disfrutaron de la tradicional quema de 27 Judas, de un total de 137 elaborados por artesanos del Estado de México y uno de Querétaro que se registraron en el Concurso Nacional que impulsa desde hace 25 años el Museo Taller Luis Nishizawa, lo que inició alrededor de las 12:30 horas en la Plaza de los Mártires de la ciudad de Toluca.

La quema se realizó conforme a los ganadores del concurso que año con año se verifica para el rescate de la tradición pirotécnica del Estado de México, en concordancia con las tradiciones de Semana Santa, específicamente del Sábado de Groria.

El primer Judas quemado fue la obra «Mientras mejor sea la tecnología, peor será nuestra existencia», de la artesana Kenia Terrón Hernández, originaria de Metepec, a la que le siguió la obra  “Discapacidarium”, de  José Ángel Romero Hernández, la cual no se quemó porque participará a una exposición en el museo de Artes Plásticas.

Dos obras recibieron el tercer lugar del concurso de Judas, el primero de Juan Heleno Romero, titulada “Corrupto Rat”, y la otra de Cristian Ortiz Heleno, denominada “A pesar de todo Viva México”.

Los premios consistieron para el primer lugar 15 mil pesos en efectivo; el segundo sitio recibió 14 mil pesos, y conforme iban bajando los lugares también la cantidad recibida, motivo por el que las menciones honorificas obtuvieron 4 mil pesos.

«Yo creo que está muy bonito, además de que conserva lo que son las tradiciones del estado y esto creo que la mayoría de la población mexiquense participa cada día más», comentó Rosa María Alvarado, toluqueña, y aseguró su asistencia cada año al evento que -dijo- recomienda a los mexicanos para que visiten y observen la  tradición.

«Hay que quemar al mal, siempre San Judas Iscariote hay que quemarlo y la otra yo creo que siempre buscamos todas las personas el bien, por eso es que el mal tratamos de eliminarlo a como dé lugar, cada quien con sus acciones, otros con sus tradiciones, como lo vemos aquí», añadió al ser cuestionada sobre el significado de la tradición.

Por su parte, María Luisa Malagón, quien radica en Sinaloa y viajó a Toluca con el fin de visitar a su familia, comentó que la quema le gustó ya que argumentó «es una tradición muy mexicana en la que se refleja la situación del Estado y el país», ya que destacó los temas de inclusión para las personas con alguna discapacidad, el de Donald Trump, presidente de los Estados Unidos de América y los feminicidios en el Estado.

«Me llamó la atención que también hay una forma de expresar del pueblo, una forma también de decir queremos mejores salarios, el estado de México o Toluca se lo está pidiendo al gobernador, aparte la alegría de compartir esculturas maravillosas porque la verdad es un trabajo muy especial, la pintura, la forma en que están diseñadas, te quedas con las sorpresas y también un grato recuerdo», sostuvo.

«Sobre todo lo que expresan, porque es el sentir de un pueblo que tiene esperanzas en todo, en mejorar en cuestión moral y quemar ese diablo que traemos todos», finalizó.

En total, este año se registraron 137 piezas al Concurso Nacional de Judas del Museo Taller Nishizawa, y un jurado de expertos eligió las 27 mejores piezas, que fueron las que tuvieron el honor de quemarse este Sábado de Gloria en el corazón del centro histórico de Toluca.

Participaron artesanos pirotécnicos procedentes de Metepec, Almoloya de Juárez, Toluca, Mexicaltzingo, Lerma, Capulhuac, Tultepec y Nicolás Romero, así como de la Ciudad de México, Delegación Coyoacán, y Querétaro.

La Coordinadora de los Museos de la Secretaría de Cultura del Estado de México, Thelma Morales, agradeció el entusiasmo de los participantes y destacó que este concurso se ha vuelto una tradición familiar, particularmente entre los habitantes de San Mateo Tlalchicilpan, en Almoloya de Juárez.

Por su parte, la Directora del Museo-Taller “Luis Nishizawa”, Lourdes Malagón, indicó que este año se incrementó el número de participantes y la calidad de las piezas, algunas de ellas de hasta cuatro metros de altura.

Los temas recurrentes fueron los relacionados con actores políticos, como Donald Trump, hasta Judas que hacen referencia al apocalipsis y al sismo del 19 de septiembre del año pasado, incluyendo a la perrita Frida.

“Ya sabemos quién”, “Hasta a Judas le tembló”, “Rata huachicolera”, “El diablo Meade” y “Discapacidiablo”, fueron algunos de los títulos que los artesanos dieron a sus obras, en las que se reflejó el sentir de la sociedad ante problemas y personajes públicos, en un excelente ejemplo del ingenio y la creatividad mexiquense, que año con año se demuestra mediante este tipo de eventos que promueven las costumbres y tradiciones.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *