Sospechan manipulación de pruebas a favor de presunto feminicida de “Lupita”

Sospechan manipulación de pruebas a favor de presunto feminicida de “Lupita”

Agencia MVT / Libertad Trinidad

TOLUCA, México, 16 de Octubre del 2017.- Familiares de Guadalupe Benítez Vega exigieron a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México que (FGJEM) aporte las pruebas necesarias, así como la exhumación del cuerpo de la víctima de feminicidio, pues las pruebas genéticas y de poligrafía no son confiables, en todos los casos queda la duda sobre la responsabilidad de terceros en el asesinato de la joven, así como el encubrimiento de algunos probables responsables.

La hermana de “Lupita” explicó que el nueve de noviembre es el plazo para aportar pruebas al juicio que se sigue en contra de Luis Ángel Reyes, acusado del feminicidio de su esposa con 17 puñaladas y golpes que casi la dejaron desfigurada.

Sin embargo, Juanita Benítez precisó que “parece que más autoridades buscan favorecer al imputado, por ejemplo los cabellos que encontraron en la mano de mi hermana eran de un color distinto al de ella y de otro largo, ella tenía el cabello a la cintura, los localizados son cortos. Además, es ilógico que ella se haya arrancado a sí misma la cabellera”.

Afirmó que a la fecha no fueron llamados a declarar la mamá del acusado, María Gabriela Irma Jiménez, su hermano, José Carlos Reyes, la maestra Giovanna Mirafuentes y José Luis Retes Araña, padre del imputado, quienes fueron testigos de lo ocurrido a esta mujer encontrada en la banqueta frente a su domicilio a unos pasos del colegio en donde el marido de Lupita trabajaba.

Narró que Giovanna (la maestra del kínder) fue observadora del hostigamiento, violencia verbal, entre otros ejercida por parte de la madre del acusado en contra de la estudiante de Bioquímica Diagnóstica en la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán Izcalli de la UNAM.

“En la necropsia fue determinado que ella tenía hematomas en el cuerpo que no eran recientes y también hay profesores que observaron cómo entró Luis Ángel lleno de sangre pero ahora dicen no haberlo auxiliado”.

Explicó que el temor es que el nueve de noviembre no haya más pruebas en contra del feminicidio, quien además los amenazó de muerte durante la última audiencia, pero no pudieron denunciarlo pues en la entidad la Fiscalía no les recibió una demanda pues no está tipificado como delito.

Añadió que la Ministerio Público, Erika Arellano de la Subprocuraduría para la Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género, se negó a considerar las exigencias sobre las pruebas de las que desconfían por lo que presumen “que alguna autoridad los está ayudando, a mi cuñado y su familia”.

Lunes 27 de Junio del 2022 1:09 pm