Son 25 mutilados y 4 muertos por jauría en San Pedro Totoltepec

8319 0

Agencia MVT / José Contreras Contreras

TOLUCA, México, 21 de Junio del 2017.- De Semana Santa a la fecha ha habido más de 25 ataques de jaurías de perros en los límites de las comunidades de San Mateo Otzacatipan y San Pedro Totoltepec, en la zona norte de Toluca, hay decenas de personas mutiladas y cuatro fallecidos, aseguró la señora Concepción Cruz Martínez, madre de Cristian Armando Ortega Cruz, fallecido a los 25 años, desangrado por mordidas de esos canes.

“Mi pérdida es irreparable. ¿Cómo me van a devolver a mi hijo? ¿Quién va a reparar su muerte? ¿Qué pueden hacer con sus hijas de 7 y 2 años que dejó huérfanas? Las autoridades ahora nos hablan y quieren reparar un daño que pudieron evitar si hubieran hecho caso a las denuncias que desde abril hay en el Ministerio Público”, dijo la desconsolada madre.

La señora Cruz Martínez dio a conocer que por lo menos existen cinco denuncias acumuladas en el Ministerio Público, entre abril y junio, todas de personas que fueron víctimas de la jauría, las cuales solicitaron al ayuntamiento de Toluca que se controlara, que se eliminara, que se erradicara a los perros, pero nadie hizo caso hasta que los muertos se acumularon.

  • Facebook
  • Twitter
Concepción Cruz Martínez, madre de Cristian Armando Ortega Cruz, muerto al desangrarse por ataque de jauría en San Pedro Totoltepec. FOTO: Agencia MVT / Crisanta Espinosa

Por el momento son cuatro muertes comprobadas causadas por los perros, entre ellas la de Cristian Armando Ortega Cruz, atacado por la jauría el 14 de junio y muerto dos días después en el hospital Adolfo López Mateos a consecuencia de la pérdida de sangre que le causaron al romperle venas y arterias, sobre todo en los brazos.

“Mi hijo venía de trabajar, y metros adelante, en el paso (Calle Ayuntamiento), los perros atacaron a un vecino, Marco Aurelio, de 72 años de edad, y mi hijo bajó de su bicicleta para tratar de ayudarlo. Se ve que usó su mochila, la cual está toda mordida, pero parece que perdió el equilibrio y fue cuando los perros lo mordieron todo y le rompieron las arterias, mientras que al vecino, Marco Aurelio, prácticamente le comieron las manos, se las dejaron en los huesos, sin carne”, relató.

La señora Cruz Martínez recordó con tristeza cómo la autoridad municipal hizo caso omiso de las constantes solicitudes de los vecinos de San Mateo Otzacatipan y San Pedro Totoltepec para controlar la jauría que durante más de dos meses azoló a los habitantes y causó terror y muerte.

  • Facebook
  • Twitter
Indignada la comunidad de San Pedro Totoltepec y San Mateo Otzacatipan participa en los rosarios en honor de Cristian Armando Ortega Cruz, muerto por el ataque de una jauría de perros. FOTO: Agencia MVT / Crisanta Espinosa

“Ya les habíamos dicho lo que estaba pasando, y un día me hablaron para decirme que les mandara fotos de los perros. Yo les dije, sí, cómo no, déjeme voy a que me ataquen y cuando lo hagan les voy a decir, espérenme, dejen les tomo la foto, se las mando, y luego me muerden. Es una burla”, recordó.

También externó su malestar por la forma en que las víctimas de esos ataques han sido tratadas en el Ministerio Público. “A los familiares de quienes han sido atacados nos piden que vayamos a declarar al Ministerio Público, pero después de echarnos todo el día ahí, declarando, nos dicen que lo único que ellos pueden hacer es remitir nuestra declaración a la autoridad municipal, porque ellos no pueden girar una orden de aprehensión en contra de un perro”, señaló.

Cruz Martínez sostuvo que en san Pedro Totoltepec por lo menos hay diez personas, con vida, mutiladas de manos, orejas e incluso a uno le sacaron un ojo los mismos perros que privaron de la vida a su hijo, Cristian, y mientras todo eso sucedió no hubo autoridad que asumiera la responsabilidad y enfrentara a los perros.

  • Facebook
  • Twitter
Este es el camino vecinal que divide San Pedro Totoltepec y San Mateo Otzacatipan donde perros salvajes han causado cuatro muertes y mutilaciones a 25 personas. FOTO: Agencia MVT / Crisanta Espinosa

También desmintió que el ayuntamiento haya realizado operativos para controlar a la jauría, y señaló que fueron los vecinos de San Pedro Totoltepec y San Mateo Otzacatipan quienes se armaron de valor y desde el lunes se lanzaron prácticamente a “cazar” a los perros con lazos, palos y hasta cuchillos. “Teníamos que defendernos”, puntualizó.

Reiteró que nada ni nadie puede reparar el daño causado a su familia, “pues un hijo es irreparable”, pero llamó a la autoridad municipal y estatal a tomar con seriedad este asunto y realizar recorridos permanentes para evitar la formación de esas jaurías, las cuales provienen en su mayoría de pueblos circunvecinos, pero toman el panteón de San Pedro Totoltepec como refugio, porque ahí no hay nadie que los moleste.

Dio a conocer que el señor Marco Aurelio, de 72 años de edad, quien fue atacado el mismo día que su hijo, permanece en el hospital general Adolfo López Mateos, con las manos destrozadas. “A él ya lo visitaron las autoridades, le ofrecieron apoyo, creo que le van a dar una pensión, y qué bueno, porque como le dejaron las manos no va a poder ni comer”, señaló.

Por último, indicó que llevan 31 perros “cazados”, algunos entregados a la perrera municipal, pero aseguró que todavía hay más, los cuales representan un riesgo para los vecinos. “Ojalá ya tomen las cosas en serio y los capturen, antes de que haya más muertos”, concluyó.

  • Facebook
  • Twitter
El recuerdo de Cristian Armando Ortega Cruz, muerte que pudo evitarse si la autoridad hubiera hecho caso a las denuncias interpuestas en el Ministerio Público por los ataques de perros en límites de San Pedro Totoltepec y San Mateo Otzacatipan. FOTO: Agencia MVT / Crisanta Espinosa

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compártelo

Comparte esta información en redes sociales.