Santuario de las Luciérnagas brindan espectáculo natural de luz

1320 0

Agencia MVT / Mario Vázquez de la Torre

Nanacamilpa, Tlaxcala, 20 de julio de 2017.- Apenas cae la noche y millones de luciérnagas Macrolampis Palaciosi cubren el bosque como parte de su ‘ritual de apareamiento’ que ocurre de junio a agosto de cada año.

El Santuario de las Luciérnagas, que comprende alrededor de cuatro mil hectáreas de bosque ha ofrecido oportunidades de desarrollo turístico a los ejidatarios de la zona desde 2012, quienes promueven el avistamiento de esta especie endémica y realizan acciones de conservación del bosque.

“A tan sólo a una hora y media de la Ciudad de México es posible disfrutar de este fenómeno natural único y convivir con el medio ambiente,” aseguró Juan José Morales Pérez, presidente del Centro Ecoturístico Piedra Canteada, uno de los 25 puntos de avistamiento certificados en la zona.

Este complejo ecoturístico cuenta con guías para el avistamiento de luciérnagas, cabañas para pernoctar, área para acampar, servicio de restaurante, recorridos en el bosque y actividades recreativas.

 

  • Facebook
  • Twitter
Nanacamilpa, Tlaxcala.- Al caer el sol millones de luciernagas (Macrolampis palaciosi), especie endémica de la región, iluminan de junio a agosto, los bosques de Oyamel, Abeto y Cedro Blanco que rodean el Santuario de las luciernagas, segundo reconocido a nivel mundial, ubicado en el centro ecoturistico Santa Clara, localizado al poniente del estado a 2,800m SNM. El ecosistema es conservado y protegido por la Comision Nacional Forestal CONAFOR. Agencia MVT / Mario Vazquez de la Torre.

Costos y logística

El avistamiento de la luciérnaga en Piedra Canteada tiene un costo de 250 pesos por persona e incluye el acceso al estacionamiento, sanitarios, un guía certificado y al final del recorrido se les ofrece una bebida caliente como puede ser café o atole y pan.

Los turistas deberán llegar antes de las 19:00 horas para esperar que oscurezca, alrededor de las 20:00 horas se inicia una caminata por el bosque para observar el vuelo de las luciérnagas alrededor de 40 minutos y la salida es a partir de las 10 de la noche.

De acuerdo con la Comisión Nacional Forestal se prohíbe el uso de repelente de insectos, linternas, celulares cámaras con flash, ropa con reflejantes y zapatos que emitan luz al caminar; no está permitido consumir alimentos ni bebidas alcohólicas durante el recorrido, encender fogatas, fumar e ingresar con mascotas.

Sí lo que busca es tener la experiencia de pernoctar en el bosque puede reservar una habitación sencilla para dos personas con un costo de 900 pesos, doble para cuatro personas por mil 200 pesos y triple hasta para seis personas en dos mil 100 pesos por 24 horas de permanencia.

El costo para acampar es de 350 pesos por persona durante el periodo de avistamiento de la luciérnaga que es de junio a agosto, pero en temporada baja se cobran 50 pesos por persona.

 

 

Macrolampis Palaciosi

La Macrolampis Palaciosi es una de las 84 especies de luciérnagas endémicas de México que es posible observar en los bosques de Nanacamilpa, Tlaxcala, durante la temporada de lluvias.

La luz que emiten se debe a que en su organismo producen dos sustancias conocidas como luciferina y luciferasa, que al entrar en contacto con el oxigeno de su respiración se genera una reacción química.

De acuerdo con Jorge Luis Sánchez Meléndez, guía del Centro Ecoturístico de Santa Clara, las luciérnagas que vuelan más alto y las más brillantes son los machos que realizan un “ritual de apareamiento”, mientras que las hembras esperan sobre la hojarasca ser cortejadas.

  • Facebook
  • Twitter
Agencia MVT / Mario Vazquez de la Torre.

“Cuando empiezan a salir, encienden su luz en diferentes momentos pero tienen las capacidad de sincronizarse, esto se le conoce como una danza previa que el macho realiza para el apareamiento con la hembra, es un espectáculo que duran entre 30 a 40 minutos”, dijo.

Cada noche hasta mediados de agosto repiten este espectáculo natural, hasta que las hembras depositan entre 100 y 150 huevecillos entre la hojarasca, los arboles y los arbustos como parte de su proceso biológico.

  • Facebook
  • Twitter
Agencia MVT / Mario Vázquez de la Torre.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This