Rommy, el toluqueño apasionado por el sonido del saxofón

Agencia MVT / Aranxa Solleiro

Toluca Estado de México 16 de mayo 2021.- Parece que Coltrane resuena cual Blue Train, se mezcla con tonos enfurecidos de Parker y juntos forman una obra maestra del saxofón. La melodía invita a ser presos de una onda sonora preciosa que hipnotiza e inmuta cada articulación del cuerpo.

Rommy de 67 años entona los clásicos inspirado de ellos: A mi manera, Bésame mucho y Solamente una vez, acarician las paredes del punto más icónico de la capital mexiquense: Los Portales.

La enseñanza de los grandes saxofonistas la tiene en cada huella de sus dedos, de ellos nació el lujoso sonido que toca de su instrumento color oro y el mundo fugaz que pasa distante a él, solamente incorpora una melodía en el segundo plano de su camino. Algunos de ellos se detienen y aportan una moneda en la gorra de la suerte que tiene bordado las siglas: “SAX” y continua con una sonrisa invisible.

María su esposa tiene 65 años, le acompaña como fiel cómplice en cada hora que permanecen sentados. En sus manos carga orgullosa los álbumes musicales que su esposo grabó en discografías de la Ciudad de México, pues en Toluca prácticamente son inexistentes. Menciona cuál de ellos lleva grabada la canción que toca apasionado en el momento en el que alguien se acerca y le otorga con entusiasmo un: “está muy bonito el disco, aquí, en éste trae esa canción que está tocando ahorita.”

Desde las 10 de la mañana hasta las 5 de la tarde permanecen, se escuchan alrededor de 30 canciones a través de una bocina que cargan detrás de su espalda y esperan que por lo menos, se obtengan de la jornada mejores ingresos, más monedas y si es posible, más discos vendidos.

Rommy comenzó a tocar como solista hace más de 30 años, sus mejores escenarios eran los eventos sociales en los cuales era contratado y podría obtener una ganancia considerable para seguir manteniéndose de su pasión insoslayable por la música. Sin embargo, desde hace un año no ha podido hacerlo y su acercamiento con el sentimiento de tocar para los demás, ha sido gracias a los días que ha salido a las calles de Toluca.

“Vendo mis discos a 50 pesos, antes de la pandemia los vendía a 100 pesos, pero en la disquera me dijeron que los diera a menos para que la gente los pudiera comprar, aun así apenas voy recuperándome un poco, porque con esto, la verdad es que casi había dado por perdido mi trabajo.” Comentó abrazando a su amigo brillante y sinfónico.

A pesar de que las reuniones con un gran número de personas han quedado casi vetadas, Rommy se siente animado de que la situación comienza a avivarse para que lo inviten a ser quien amenice. “La hora en un evento aquí en Toluca, la cobro a mil 350 pesos, antes podía cobrar más, ahora no puedo hacerlo, pero está bien, ya no cobro por el traslado ni nada, yo llevo todo el equipo, ojalá que se animen pronto, porque sí las cosas han sido muy difíciles para nosotros.”

Posterior a ser vacunados él y su esposa contra el Covid-19, se sienten más entusiastas de que la población tenga más confianza de acercarse y escucharlo o aportar con una moneda a su creación musical. Mientras tanto, Rommy compone melodías para seguir cautivando al mundo toluqueño, especialmente el que confluye en el Portal 20 de noviembre donde se ubica siempre y evoquen así, a Coltrane, Parker y Eddie “ Lockjaw” Davis.