Resentimientos, pasiones y odio se convierten en delito

Staff MVT\r\n\r\nTOLUCA, México, 22 de Oct.- En conferencia de prensa, Héctor Hernández Tirado, magistrado de la Sala Superior de Justicia del Estado de México e integrante del Consejo de la Judicatura, detalló que los jueces no hacen otra cosa más que declarar, reconocer o constituir un derecho en sentencia, y dejan intocado el conflicto de las partes.\r\nComentó que es importante dejar claro que una cosa es el litigio y otra las causas y razones que lo provocaron, ya que éstas generalmente radican en emociones y nunca son tomadas en cuenta.\r\n»Los delitos antes de ser delitos son pasiones, resentimientos u odio y los jueces no han hecho otra cosa que dejar de lado el conflicto interpersonal y eso es una deuda social», aseguró.\r\nSeñaló que por ello se piensa que en México no hay justicia ni sensibilidad por parte de los juzgadores.\r\nPrecisó que en el sistema de procuración e impartición de justicia la mediación es un método alterno de prevención y solución de conflictos donde interviene un tercero, un mediador profesional con el objeto de que ambas partes sean escuchadas, no sólo de los derechos que tutela la ley.\r\nArgumentó que la mediación se constituye como un instrumento que auxilia la administración de justicia, misma que no alcanza a dar respuesta satisfactoria a todos los conflictos que se presentan en los juzgados.\r\nHernández Tirado dijo que el tribunal además de hacer uso de la mediación, debe constituirse en un tribunal multi-puertas lleven a la solución, conciliación, arbitraje y a los juzgados mediante una negociación para que los ciudadanos hagan la elección que mejor les convenga para resolver sus conflictos.\r\n»Hace falta comprender antes de discutir y discutir antes de presentar sentencias ya que dialogar es una de las formas de acabar los actos de violencia», concluyó.\r\n

Lunes 29 de Noviembre del 2021 9:34 am