Reconocen a combatientes de incendios forestales en su día

378 0

LERMA, México, 4 de Mayo.- La Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) Gerencia Estatal de México cuenta con 110 elemento y 10 brigadas distribuidos en toda la entidad para atender los incendios forestales que se presentan.\r\nDesde 1998, el 4 de mayo se estableció para celebrar el Día Internacional del Combatiente de Incendios Forestales, esto luego de que cinco combatientes de una brigada forestal perdieran la vida, al tratar de controlar un incendio en Linton, Canadá.\r\nEl subgerente de conservación y restauración de Conafor en el Estado de México, Martín Tapia Cruz, aseguró que la dependencia federal ha tratado de mejorar las estrategias y la operación de los brigadistas para evitar riesgos; por ello, están en constante capacitación y asisten a cursos incluso al extranjero.\r\nIndicó que el último incidente que se registró en el Estado de México fue en el 2005, cuando perdieron la vida cinco voluntarios en un incendio forestal en el municipio de Tejupilco.\r\nPor su parte, Augusto Acosta Corona, jefe de la brigada Eco 11 del municipio de Lerma en el Campamento Rio Hondito, lleva 25 años dedicado al combate de incendios en los bosques, desde su inicio y hasta la fecha ha sido testigo de la evolución de las estrategias y consideró que se siente con mayor seguridad ahora, ya que tienen equipo más especializado y cuentan ya con experiencia.\r\nComentó que los brigadistas forestales son coloquialmente llamados «chamusquines», haciendo referencia a que están chamuscados por la actividad que realizan en el combate de los incendios.\r\nEl jefe de brigada explicó que él como líder del grupo tiene ir al frente en cualquier incendio y en el lugar tiene que tomar en desde las condiciones del terreno, la dirección del viento y la magnitud de fuego para tomar las decisiones y dar órdenes a sus compañeros.\r\nEl brigadista recuerda que hace unos años estuvo en riesgo su vida en el cerro de La Verónica en el municipio de Lerma, ya que unas llamas de fuego estuvieron a punto de alcanzarlos, pero una oportuna decisión de cambiar de dirección les salvo la vida.\r\n»De repente si me da miedo, pero después digo no, tengo que darles confianza a los muchachos y es lo que me motiva a seguir adelante», dijo. \r\nEl señor Augusto considera que además de su trabajo tiene un compromiso con la naturaleza ya que un incendio devasta todo la fauna y flora, y va terminando con los ecosistemas.\r\n

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *