Proponen regular oferta electoral de cosas creíbles y alcanzables

TOLUCA, México, 9 de Nov.- El especialista en temas político-electorales, Edgar Hernández Muñoz, dijo que es necesario que se generen criterios y mecanismos que validen la seriedad de las ofertas electorales de los candidatos, e incluso se conforme una Procuraduría de los Derechos del Consumidor Electoral, que permita calificar la oferta electoral aplicando criterios de factibilidad y esquemas financieros.\rPrevio a su conferencia magistral “Transparencia y Competencia: Sobre la Calidad de la Oferta Electoral”, organizada por el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), el especialista mexiquense dijo que en la actualidad lamentablemente se impone el pragmatismo político, pues las grandes plataformas caen en la genialidad.\r“Todos asumen que faltan muchas cosas y por eso la tentación de hacer ofertas políticas tan concretas que hacen que una plataforma que se esperaría para diputado se limite a acciones obligadas para un alcalde”, indicó.\rHizo referencia a que es indispensable obligar a los candidatos a cualquier cargo de elección popular a asumir responsabilidades que queden registradas en grandes plataformas políticas.\rAprovechó para criticar que en un afán de unir fuerzas candidatos de izquierda y derecha se pretenden aliar, “me atrevería a decir que hay una trampa implícita, pues no hay coincidencias de fondo entre los partidos”, dijo.\rReconoció que la baja calidad de la política se debe al bajo diseño institucionalidad y a la poca educación cívica pues se permite que las reglas del juego electoral se flexibilicen cada vez más, “existe una lucha feroz que hace que esta lucha por el poder llegue a los terrenos del pragmatismo descarado”.\rConsideró que lo preocupante no es que seamos ciudadanos de segunda o que nos dejemos “tomar el pelo”, sino que no tenemos una capacidad institucional para procesar los costos de nuestro proceso democrático actual.\r“Estamos jugando con la democracia en estos tiempos de la alternancia, con las reglas del monopolio del poder con las formas de hacer política y esto degrada el nivel de la competencia y la expectativa, lo que es grave porque de aquí en 20 años serán pocos los ciudadanos que crean que con un proceso electoral se logran sus expectativas”, puntualizó.\rReconoció que en los próximos procesos electorales además de que existen riesgos de dinero ilícito, también de que el dinero público sea propiedad, en términos privados, de los políticos que fincan su prestigio en el ejercicio del gobierno y hacen uso patrimonial de él.\r“Ahora cualquiera que accede al pode destina recursos público para generar su propia clientela”, finalizó.\r

Martes 19 de Octubre del 2021 9:30 am