Procuraduría Ambiental cómplice de destrucción del cerro El Tenayo

TLALMANALCO, México, 14 de Nov.- La Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (PROPAEM) determinó cerrar el trámite de queja de vecinos en torno a la sobre explotación del cerro El Tenayo, un antiguo símbolo de la cultura Nonohualca, porque según la dependencia los ejidatarios que explotan una mina en ese lugar cuentan con los permisos correspondientes.\r\nRené Cervantes Díaz, presidente de la Organización Cultural de la Biodiversidad Chilam Balam, recibió la notificación de la PROPAEM con número de oficio PROPAEM/0883/2011 y Folio de denuncia. 0402/2010, con lo que notificó que se escuchó la queja, pero que se concluyó este trámite.\r\nEl investigador señaló que la sobreexplotación en la mina de El Tenayo ha terminado con el 40 por ciento de la flora y la fauna de la región, además de afectar el ecosistema de la zona volcánica del oriente mexiquense.\r\nEl Tenayo es un cerro simbólico ya que tiene la misma antigüedad que el Popocatépetl y el Iztaccíhuatl, además de ser un antiguo lugar en donde se realizaba ceremonias prehispánicas.\r\n»Este cerro milenario fue asentamiento humano de los primeros fundadores de este municipio, ya que los Nonohualcas Teotlixcas Tlacochalcas, fueron los primeros pobladores que hicieron de este lugar un centro ceremonial; pero por la destrucción de la colina el desastre arqueológico aumenta cada vez», destacó el representante de cultura del Chilam Balam, Cervantes Díaz.\r\nAgregó que la sobreexplotación del cerro del Tenayo también es un peligro para la salud pública, ya que la dinamita que utilizan para extraer el material provoca las ondas caloríficas, las cuales llegan a los hogares y «la población infantil en menos de diez años, tendrá problemas de salud». \r\nFinalmente, lamentó que la dependencia estatal haya desestimado este problema y dado por cerrado el trámite.

Lunes 17 de Enero del 2022 1:24 pm