Preparan las veladoras que iluminaran el camino de los fieles difuntos

Preparan las veladoras que iluminaran el camino de los fieles difuntos

Agencia MVT / Libertad Trinidad

TOLUCA, México, 23 de Octubre del 2017.- La luz de las velas servirá para iluminar el alma de los muertos por los que se coloca la ofrenda el primero y dos de noviembre, para colocar las velas que iluminen el sendero por el que habrán de atravesar es necesario producir ceras. Desde hace 40 años, en Santa Cruz Azcapotzaltongo, en Toluca, Cirilo Araujo Martínez, heredó el oficio de su padre, quien se dedicó a la producción de velas de forma artesanal.
Actualmente, elabora mil 200 ceras al día, cada ruleta de pabilos que coloca suman 600 aunque por desgracia -dice- los jóvenes no quieren este trabajo. “Es cansado, lleva mucho tiempo y no se gana mucho”.


En este taller trabajan entre seis y ocho personas diariamente, siendo noviembre la temporada de mayor producción, pues la venta es mayoritaria para el día de muertos, cuando se colocan las ofrendas.
“Hay de dos a cuatro por kilo, son las que hacemos, pero tenemos este año una innovación que es la figura de pan de muerto u hojaldras, de éstas hacemos entre cinco y 10 por día, las llevamos a los expendios, está pigmentada de forma natural. Lo estamos dando a conocer apenas”, platicó.


Entre las que más se venden están las pequeñas con apenas cinco centímetros o seis de tamaño hasta el cirio pascual, pero para todas se lleva a cabo un proceso artesanal, es decir, no interviene la maquinaria como ocurre en otras latitudes en donde se lleva a cabo este tipo de oficio.
Para la elaboración incluso adquiren pabilos tradicionales, de hilaza, no se queman de forma inmediata, sino son de la mejor calidad, tanto que están en proceso de registro de algunos de sus modelos. “La mayoría de nuestros clientes son de tiendas y mercados, pero tenemos aquí la producción de todo tipo de velas con alta calidad, pues incluso la cera es de muy alto nivel”.


Los hermanos Araujo perfuman algunas de sus ceras, tienen moldes que mandan a hacer y un grabado sobre pedido que les permite destacar de al menos 12 talleres familiares que hay en esa región de Toluca.
El oficio es peligroso si realmente no hay cuidado con los 60 grados para la fundición de las parafinas, pero en general es una actividad muy segura. “Sobre todo para darle el tiempo necesario a cada proceso”.
“Lo que queremos es darle una luz natural a nuestros familiares y amigos que regresan a visitarnos los primeros días de noviembre”.

Sábado 25 de Junio del 2022 5:15 pm