Poder Judicial debe elegir al mejor presidente, «no al más guapo»: H. Tirado

José Contreras Contreras\r\n\r\nTOLUCA, México, 2 de Dic.- En la elección de su próximo presidente, el Poder Judicial del Estado de México está obligado a dar ejemplo de legalidad y transparencia, opinó el magistrado Héctor Hernández Tirado, quien hizo público su deseo de competir por ese cargo, aunque apuntó que eso no le obsesiona ni le quita el sueño, «como a otros», pero sí aclaró que las condiciones tienen que ser equitativas para todos quienes deseen encabezar el Tribunal Superior de Justicia.\r\n»Lo único que deseo es presentar un proyecto interesante, pero viable y alcanzable, que favorezca la modernización del Poder Judicial del Estado de México, para hacer frente a un momento histórico significativo en el que se debe ir hacia adelante en beneficio de la entidad», indicó.\r\nExternó su confianza en que los 58 magistrados que integran el pleno del Poder Judicial participen en el proceso de sucesión de la presidencia «más allá de filias y fobias», porque aclaró que se debe elegir al mejor, a quien garantice un futuro sólido para esa importante institución del Estado de México. \r\n»No podemos seguir cometiendo el error de apoyar y votar por el que mejor me caiga, por el más guapo, el más bonito o el más simpático; es momento de analizar en conciencia quién tiene las características necesarias para encausar al Poder Judicial a un futuro sólido, legal, transparente, que beneficie a todos los mexiquenses», señaló. \r\nHéctor Hernández Tirado es Licenciado en Derecho con Mención Honorífica por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); Maestro en Derecho Administrativo y Fiscal por la Barra de Abogados, y Doctor en Derecho con Mención Honorífica por el Instituto Internacional del Derecho y del Estado.\r\nEn el año 2000 logró ser Magistrado del Estado de México por Examen de Oposición y se le reconoce como Director Fundador del Centro de Mediación y Conciliación del Estado de México, instancia que dio un nuevo sentido al trabajo judicial en la entidad, al resolver los conflictos antes de que estos lleguen a los tribunales, vía la mediación.\r\nCuestionado sobre otros magistrados que han hecho pública su aspiración a presidir el Poder Judicial del Estado de México, como Marco Antonio Nava y Navas o Sergio Javier Medina Peñaloza, apuntó que se trata de juristas reconocidos, pero advirtió que el primero es más político que abogado, mientras que el segundo ha dedicado la mayor parte de su vida a la Escuela Judicial del Estado de México, cargo totalmente administrativo que lo aleja de la realidad que vive hoy el Tribunal Superior de Justicia.\r\n»Para poder trabajar a favor del Poder Judicial del Estado de México hay que conocerlo desde sus entrañas, tener contacto directo con todos los hombres y mujeres que le integran, recorrer todos los juzgados que operan en el Estado de México, saber qué les hace falta, dónde están los problemas, entender la vida sindical, haber operado la administración interna», apuntó.\r\nRespecto a quienes cuestionan su elegibilidad para ocupar ese cargo, dado que su periodo como magistrado concluirá unos meses después de la elección del próximo presidente del Poder Judicial, el magistrado Hernández Tirado aclaró que un estudio realizado por expertos juristas precisa que no existe impedimento alguno, dado que la Ley Orgánica del Poder Judicial únicamente exige ser magistrado el día de la elección, pues al ser electo en automático se conservará ese requisito durante el desempeño de la función.\r\n»No existe impedimento para que cualquier magistrado del Poder Judicial sea candidato, y en su oportunidad, presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México, independientemente del tiempo que le quede para concluir su cargo de magistrado», precisó.\r\nExplicó que lo único que no podrá hacer en caso de ser electo presidente del Tribunal Superior de Justicia es reintegrarse a la función jurisdiccional, como lo establece la misma Ley Orgánica, lo que se resuelve simplemente con la jubilación al término del periodo de cinco años para el cual sería electo.\r\n»En la normatividad vigente no existe impedimento que prohíba que un magistrado que le queden menos de cinco años en su cargo pueda ser electo presidente. Pensar que por este motivo está impedido para serlo implica albergar un pensamiento inconstitucional, inconvencional y violatorio de derechos humanos», advirtió.\r\nPor último, Hernández Tirado recordó que el Artículo 35, Fracción Sexta Constitucional, establece que es un derecho ciudadano poder ser nombrado para cualquier empleo o comisión del servicio público, teniendo las calidades que establezca la ley, y, como ya se apuntó, «la única calidad necesaria para ser presidente del Tribunal Superior de Justicia es ser magistrado al momento de la elección», concluyó. \r\n

Martes 30 de Noviembre del 2021 9:51 pm