Plasma de pacientes recuperados: clave para posible tratamiento de Covid-19

754 0

Criterio Noticias / Ginarely Valencia
Agencia MVT / Mario Vázquez

Toluca, México a 19 de agosto 2020.- Comienza con un pinchazo en la vena para colocar un catéter. En cuestión de segundos la sangre recorre un circuito de pequeñas mangueras hasta llegar a una máquina que con una centrifugadora separa el plasma -la parte líquida de la sangre- el cual es objeto de estudio de grupos científicos en todo el mundo para determinar su efectividad como posible tratamiento para la COVID-19. 

La máquina es precisa. Por ciclos, capta la sangre, extrae el plasma y luego invierte el proceso para devolver el resto del líquido al cuerpo por la misma vena, mientras el paciente abre y cierra el puño para facilitar la circulación. 

  • Facebook
  • Twitter
Maquina que separa los componentes de la sangre (aféresis). Se obtiene el plasma con anticuerpos de Covid-19 y la sangre es devuelta al torrente sanguíneo. Foto: Mario Vázquez

Este procedimiento, al que se le conoce como aféresis, forma parte de la llamada medicina transfusional y es practicada por seis hospitales públicos del Estado de México para la captación de sangre de donde se obtienen cuatro compuestos: concentrado eritrocitario (glóbulos rojos), plaquetas, crioprecipitado y plasma, que son empleados para tratar varios padecimientos. Por ahora, la comunidad científica aún estudia su viabilidad como posible tratamiento de la COVID-19. 

Desde que la pandemia alcanzó a México, la Secretaría de Salud de la entidad inició tres ensayos clínicos. En julio comenzó la captación de plasma convaleciente de pacientes recuperados de COVID-19, como parte de los protocolos para poder obtener la autorización para aplicarlo como posible tratamiento de la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2. 

  • Facebook
  • Twitter
Un donador de plasma durante el proceso de separación con la máquina que realiza la separación de los componentes. Foto: Mario Vázquez

¿Qué es el plasma convaleciente?

El plasma es la parte líquida de la sangre, es decir, libre de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. En el plasma convaleciente de pacientes recuperados de COVID-19 se concentran anticuerpos y factores de coagulación, que podrían servir como apoyo terapéutico, explicó Eustaquio Martínez Martínez, responsable del Programa Estatal de Donación de Sangre del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM).

En el proceso para su captación, el donador permanece conectado a la máquina de aféresis durante 50 minutos para obtener 400 mililitros de plasma convaleciente. Durante su desarrollo es posible que el paciente pueda sentir adormecimiento en parte del rostro y las manos sobre todo cuando regresa la sangre a sus cuerpo. 

  • Facebook
  • Twitter

Por este proceso ya pasó la química Esmeralda García, quien fue la primera donadora de plasma convaleciente en el Estado de México. Hace unas semanas estuvo conectada a la máquina después de recibir su alta sanitaria de COVID-19, ahora es ella la que prepara a los pacientes que asisten a donar sangre, plasma o plaquetas en el banco de sangre del Hospital Materno Perinatal “Mónica Pretelini” de Toluca.

Una vez que se concluye la captación, Esmeralda es la encargada de llevar la sangre, el plasma o las plaquetas al laboratorio para iniciar con un procedimiento protocolario para determinar el grupo sanguíneo y hacer las pruebas de seguridad. 

La responsable del área de calidad del Banco de Sangre del Hospital Materno Perinatal “Mónica Pretelini”, Karen Adriana Ávila Arzate, asegura que con esas pruebas se confirma la viabilidad  y seguridad de la donación para poder emplearla en los tratamientos médicos. 

  • Facebook
  • Twitter

“A este plasma se le hacen una serie de pruebas como son Hepatitis B, Hepatitis C, VIH, Chagas, Sífilis, Treponema, su grupo sanguíneo, rastreo de anticuerpos, conteo de anticuerpos específicamente y una vez que ya se tenga todo este procedimiento, el plasma puede ser liberado para que en algún momento alguien lo pueda utilizar”, detalló la especialista. 

Después de las pruebas, el plasma de cada donador es etiquetado y almacenado en un refrigerador que por seguridad no debe permanecer abierto por más de 30 segundos. El plasma convaleciente tiene una duración de tres meses si se mantiene a una temperatura de menos 18 grados Celsius y de hasta de tres años si se congela a menos 25 grados. 

Plasma convaleciente: un tratamiento que no es nuevo 

Los tratamientos con plasma convaleciente no son nuevos, hay registros de que se ha utilizado desde 1890 para algunas enfermedades infecciosas en animales, pero después se probó su eficacia en seres humanos. 

En 1901, el científico alemán, Emil Adolf von Behring, recibió el primer premio Nobel de Fisiología y Medicina por sus investigaciones que demostraron que el plasma podría usarse para tratar la difteria. 

  • Facebook
  • Twitter
La química Karen Adriana Ávila deposita las bolsas con plasma en un congelador del banco de sangre del Hospital Monica Pretelini.

Después en 1918, el plasma convaleciente se empleó como tratamiento durante la pandemia de influenza A H1N1 o mejor conocida como gripe española. En tiempos más recientes, se utilizó como tratamiento experimental para el SARS (Síndrome respiratorio agudo severo) en 2013 y para el Ébola en 2014.

¿Quiénes son aptos para donar?

Las personas recuperadas de COVID-19 pueden convertirse en donadores de plasma convaleciente. Entre los requisitos está tener entre 18 y 65 años de edad y realizarse una  prueba PCR para el virus SARS-CoV-2 para garantizar que ya no se tiene la enfermedad.

La responsable del área de calidad del Banco de Sangre del Hospital Materno Perinatal “Mónica Pretelini” sugirió a los posibles donadores a asistir entre el día 21 y 35 de haber manifestado los últimos síntomas de la enfermedad para que cuente con mayor número de anticuerpos. 

En el Estado de México es posible acudir a donar plasma convaleciente al Hospital Materno Perinatal “Mónica Pretelini” y el Centro Médico “Adolfo López Mateos”, ambos en el municipio de Toluca; así como en el Hospital General de Atizapán, el Hospital General Dr. José María Rodríguez de Ecatepec y el Banco de Sangre Regional Ecatepec Las Américas.

  • Facebook
  • Twitter
Químicos del banco de sangre realizan pruebas de laboratorio a las unidades de sangre y plasma que son donadas por pacientes recuperados de Covid-19. Foto: Mario Vázquez

Pese a que se necesita más investigación para determinar si el plasma convaleciente es seguro y efectivo como tratamiento para el COVID-19, la  propia Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) han publicado lineamientos y consideraciones regulatorias sobre la autorización del uso de plasma de convalecientes. 

“La experiencia con el uso de plasma de convalecientes para tratamiento de la COVID-19 es limitada pero los resultados preliminares indican una potencial utilidad. Diversos estudios clínicos controlados se encuentran en marcha, lo que permitirá recolectar mayor evidencia científica de calidad para confirmar la eficacia y seguridad de esta intervención”, indica la publicación de la OPS. 

Mientras avanzan las investigaciones, coinciden las autoridades sanitarias que es importante seguir incentivando la donación de sangre y sus diversos componentes, ya que sino se determina su viabilidad como posible tratamiento para COVID-19, puede emplearse para pacientes con otras enfermedades. 

Uso de plasma como tratamiento del Covid-19

El uso de plasma con anticuerpos de pacientes recuperados de Covid-19 podría ser una alternativa de tratamiento para los enfermos activos. Conoce este procedimiento que esta en etapa de analisis científico por personal médico del Estado de México.Haz click en el link para ir al reportaje que hicimos en conjunto con Criterio Noticias: https://mvt.com.mx/plasma-de-pacientes-recuperados-clave-para-posible-tratamiento-de-covid-19/

Posted by Agencia de Noticias MVT on Wednesday, August 19, 2020

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compártelo

Comparte esta información en redes sociales.