Para bajar de peso no hay milagros; ejercicio, cambio de hábitos y disciplina

768 0

Agencia MVT / José Contreras Contreras

TOLUCA, México, 9 de Enero del 2018.- Bajar de peso es uno de los principales propósitos de año nuevo que la población se fija en el inicio del este 2018; sin embargo, hacerlo de forma acelerada o recurriendo a los llamados productos “milagro” pone en riesgo la salud y muchas veces compromete el gasto familiar.

Azucena Domínguez Palacios, nutrióloga, subrayó que “no hay dietas mágicas ni productos que hagan bajar de peso sin esfuerzo”.

Precisó que bajar de peso requiere en el 100 por ciento de los casos un cambio de hábitos alimenticios, disciplina, constancia y ejercicio.

“Al inicio del año la mayoría ve en bajar de peso un objetivo, y eso es muy bueno, no solamente desde un punto de vista estético, sino, sobre todo, por salud. Lo malo es que se haga sin la asesoría de un experto, porque hacerlo por iniciativa propia, con remedios caseros o empleando un producto o un medicamento que a otra persona le dio buenos resultados, compromete la salud y en muchos casos implica una pérdida económica”, señaló.

Por su parte, el doctor Ángel Domínguez, Coordinador Estatal de Servicios Médicos en Cruz Roja Mexicana, explicó que, bajo la supervisión médica, sin medicamentos, con ejercicio y dejando de comer en exceso, es sano que una persona pierda de 500 a 800 gramos a la semana, por lo que dos kilos al mes debe ser la meta a alcanzar para quien desea perder peso.

“Más de medio kilo a la semana no es sano, incluso representa un riesgo, puede poner en peligro varios de los sistemas del cuerpo humano, como el hígado, los riñones, incluso el corazón y el cerebro”, apuntó.

Recomendó que lo primero es reducir las proporciones de comida que se ingiere, sobre todo en grasas, azúcares y almidones.

“Es necesario que si alguien está acostumbrado a comer seis u ocho tortillas, o dos o tres panes, lo primero es que se recorten a la mitad esas cantidades, también dejar de consumir bebidas azucaradas como refrescos o sodas, chocolate y alimentos altos en grasas animales, sobre todo carne de cerdo, embutidos y alimentos procesados”, explicó Roxana Ontiveros, asesora en nutrición de conocido gimnasio ubicado sobre la avenida Comonfort, en Metepec.

“Los gimnasios son una muy buena opción para quien desea recuperar la forma física, ganar en condición y contrarrestar el sobrepeso y la obesidad, pero quien llega por primera ocasión a un gimnasio debe ser vigilado muy de cerca por personal especializado, tanto en materia de cultura física como en el aspecto nutricional”, aclaró.

“Los primeros días de cada año tenemos muchas personas que vienen por primera vez, la mayoría llega con el objetivo de bajar de peso y se pone a hacer ejercicio, muchas veces en ayunas, dejan de comer, y eso es una mezcla que resulta contraproducente. No comer y hacer ejercicio puede llevar hasta la muerte, te puedes morir de un infarto”, advirtió.

Estableció que quienes se fije como objetivo bajar de peso y mejorar su condición física busque un gimnasio serio, donde le garanticen que un instructor especializado esté siempre al pendiente de la persona y que cuente con un plan de apoyo nutricional para que se le oriente sobre qué comer y qué no comer, las cantidades y veces al día que debe ingerir alimentos.

“La mayoría cree que dejar de comer es sinónimo de bajar de peso y eso no es cierto, incluso el metabolismo muchas veces reacciona de forma negativa y puede incluso generarse más peso si no se come sanamente, oportunamente y en las cantidades que el cuerpo requiere”, dijo.

Muchos de los gimnasios ofrecen promociones en los primeros días del año, la mayoría concede descuentos del 10 al 35 por ciento para quien pague una anualidad, en lugar de vía mensualidades, o también se proponen planes de 2X1, en lo que se cobra una sola mensualidad a dos nuevos usuarios.

Los especialistas consultados coincidieron en que hacer ejercicio es una parte fundamental para quien intenta perder peso, pero advirtieron que se debe comenzar poco a poco, con caminatas a paso continuo comenzando con 15 minutos diarios, a la siguiente semana aumentar 5 minutos más y así de manera constante hasta llegar a jornadas diarias de media hora.

“Cargar peso extra, usar aparatos de esfuerzo o subirse a una elíptica, caminadora o bicicleta fija, si no se tiene experiencia y condición física, puede resultar peligroso para cualquiera, sobre todo para alguien que llega con sobrepeso o ya casos de obesidad”, refirió Omar Gonzaga Ramos, instructor en un gimnasio localizado en la avenida Benito Juárez casi esquina con la avenida Venustiano Carranza, de la ciudad de Toluca.

“Hay quienes llegan con 20 o 30 kilos de sobrepeso y quieren subirse a un aparato que te exige mucho, como una caminadora fija, y eso es peligroso. Quien nunca ha hecho ejercicio en su vida o tiene mucho tiempo sin hacerlo debe comenzar por lo básico, por rutinas cortas en las que su propio peso sea la resistencia, con lapsos breves y descansos moderados entre rutina y rutina. Esto es poco a poco. Nadie puede perder 20 o 30 kilos en unas semanas, un mes. Hay metas de ese tamaño que requieren por lo menos un año. El ejercicio es a largo plazo”, concluyó el experto en ejercicio físico.

 

Recomendaciones:

 

  • Caminar 15 minutos al día.

  • Aumentar 5 minutos cada semana hasta llegar a caminatas de 30 minutos a paso sostenido.

  • Bajar de 500 a 800 gramos cada semana.

  • Evitar alimentos de grasas saturadas (carnitas, chicharrón)

  • Reducir porciones de comida (Si comen seis tortillas, reduce a la mitad)

  • Vigilancia médica permanente.

  • Dormir bien, tomar por lo menos 1.5 litros de agua pura diariamente

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *