Ofrecen interesante aventura ambiental de convivencia con luciérnagas en Coacalco

1502 0

Agencia MVT / Nahielli Pulido

 

COACALCO, México, 4 de Julio.- El atardecer en la Sierra Guadalupe es primordial para que las luciérnagas comiencen a salir en la parte alta de la reserva ecológica  y aparezcan  como un destello en medio de la naturaleza que envuelve a cada visitante.

El último pulmón verde del Valle de México se ha convertido en un santuario de escarabajos luminosos, pese a tener a escasos metros una gran mancha urbana: Coacalco, Ecatepec, Tultitlán e incluso hasta Tlalnepantla.

El recorrido se realiza de martes a domingo, a partir de las 19:00 horas, y se convierte es un espectáculo único de la naturaleza, caminata guiada por la agrupación ambientalista Fraternidad Naturista Ecologista de la Sierra de Guadalupe Mahatma Gandhi (Franature).

Caminar en medio de la oscuridad y observar la luz que emiten las luciérnagas cada 8 segundos se convierte en un vaivén.

Primero, en el interior del auditorio del Centro Ecoturístico y de Educación Ambiental de la Sierra de Guadalupe, ubicado en Coacalco, los visitantes presencian un video sobre la vida de las luciérnagas y la importancia de su preservación. También, se proyecta un video didáctico de una pequeña fábula de la serpiente y la los bichos de luz.

luciernagas 1

Después se inicia con una caminata de casi 2 kilómetros sobre un camino asfaltado, adentrándose a la zona de reserva ecológica. Mientras avanza uno y la noche cae, decenas de resplandores luminosos sorprenden a adultos y niños.

En minutos la obscuridad es total y la luz emitida por las luciérnagas se observa cada más intensa. Desde el camino se ven los escarabajos luminosos, así que los visitantes no invaden los matorrales y árboles donde se posan los insectos.

Lucila Vázquez Córdova, coordinadora de Franature, explicó que las luciérnagas son insectos muy conocidos, miembros noctámbulos de la familia de los lampíridos; existen en el mundo unas 2 mil especies. Comúnmente son conocidos como gusanos de luz.

«Las luciérnagas tienen órganos lumínicos especiales situados bajo el abdomen. La luz de la luciérnaga es por lo general intermitente, y brilla de un modo específico en cada especie”, abundó.

“Cuando las luciérnagas relampaguean están tratando a atraer compañeros. Si la hembra ve a un macho relampagueando y está lista a aparearse, ella responde con sus propios relámpagos. Las hembras depositan sus huevos en la tierra, y allí es donde las larvas se desarrollan hasta la fase adulta. Las larvas se alimentan bajo tierra de gusanos y babosas, a las que entumecen inyectándoles un fluido paralizante”, explicó.

Luis Navarrete, visitante, dijo que vive en Tultepec y se enteró a través de las redes sociales; «he ido a Tlaxcala; sin embargo, venir aquí es mejor porque está cerca, cómodo y gratis».

«Ya casi no hay luciérnagas y es buena oportunidad de verlas y casi casi tocarlas», apuntó.

Los grupos de visitantes no son de más de 30 personas y al final del camino participan en una dinámica para concientizarlos sobre la importancia de cuidar el medio ambiente.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *