Mala socialización un factor de riesgo para animales con mala conducta

Staff MVT\r\n\r\nTOLUCA, México, 30 de Agosto.- La mala socialización es un factor de riesgo y quizá uno de los más importantes, pues incrementa la probabilidad de que un animal desarrolle problemas de conducta en la vida adulta, situación de extrema importancia que deberá ser del conocimiento del médico veterinario zootecnista, afirmó el académico universitario Arturo Luna Blasio.\r\nSeñaló que existen pocos estudios sobre la frecuencia de problemas de conducta relacionados o predispuestos por una inadecuada socialización del perro; destacó que un reporte de 2006 de las consultas del servicio de Etología del Hospital Clínico Veterinario de la Universidad Autónoma de Barcelona dio a conocer que con 52.3 por ciento, la agresividad es la principal conducta problemática que informa el propietario de un perro.\r\nEn segundo lugar, refirió, se encuentra la vocalización excesiva (8.5 por ciento), destrucción de objetos (8 por ciento) y miedo (5.7 por ciento); sin embargo, no necesariamente quiere decir que todos los perros mal socializados desarrollarán problemas de conducta, porque además hay diferencias entre las razas de perros.\r\nArturo Luna Blasio subrayó que es probable que la imagen visual que percibe un cachorro de un niño sea muy distinta a la de un adulto y, en consecuencia, será muy importante que el perro socialice con personas de diferentes edades.\r\nPuntualizó que aunque ha sido difícil comprobar esta situación de manera experimental, hay evidencias clínicas que sugieren que la falta de contacto con niños durante el periodo sensible puede ser un factor de riesgo.\r\nDerivado de lo anterior, indicó, de forma práctica se sugiere que la edad óptima para adoptar un cachorro sería entre las seis y ocho semanas de edad, lo que implica, como consecuencia, la separación de su madre y hermanos, así como llevarlo al domicilio del nuevo propietario.\r\nSostuvo que durante el periodo juvenil no se producen cambios importantes en la conducta y continúan las pautas de conducta iniciadas durante el periodo de socialización, las cuales mejoran gradualmente, además del perfeccionamiento de las habilidades motoras.\r\nDurante esta etapa se terminan de establecer las relaciones de dominancia de manera duradera (a partir del cuarto mes); por lo tanto, el periodo juvenil es importante en la prevención de la agresividad por dominancia y se recomienda socializar a los perros con otros entre la tercera y séptima semanas, concluyó Arturo Luna Blasio.\r\n

Lunes 29 de Noviembre del 2021 8:11 pm