Logra equipo mexicano traslado transcontinental de paciente post COVID-19 conectada a ‘pulmón artificial’ Logra equipo mexicano traslado transcontinental de paciente post COVID-19 conectada a ‘pulmón artificial’

Logra equipo mexicano traslado transcontinental de paciente post COVID-19 conectada a ‘pulmón artificial’

Logra equipo mexicano traslado transcontinental de paciente post COVID-19 conectada a ‘pulmón artificial’

Agencia MVT / Mario Vázquez de la Torre

  • Médicos mexicanos trasladaron de México a Corea de Sur, a bordo de una ambulancia aérea de Jet Rescue, a una mujer conectada a un pulmón y corazón artificial.
  • Por casi 24 horas mantuvieron en optimas condiciones a la paciente que busca el transplante de pulmón tras padecer Covid-19 en México.
  • Es el traslado aeromédico de una paciente en estas condiciones, realizado por civiles, más largo que se tenga registro a nivel mundial.

Toluca, México a 12 de agosto 2020.- La aeronave XA-DOC ya espera en la pista de despegue del Aeropuerto Internacional de Monterrey, es el medio día y el sol “cae a plomo”. A lo lejos, las torretas de una ambulancia anuncian la llegada de los pasajeros. Se estaciona a un costado y de ella desciende el equipo médico que será el encargado de trasladar a Seúl, la capital de Corea del Sur, a una paciente de 55 años con daño pulmonar irreversible a consecuencia de COVID-19.

Cuidan todos los detalles mientras bajan a la mujer en una camilla y la abordan en el avión de Jet Rescue, configurado como ambulancia y sala de terapia intensiva, para iniciar su viaje. Los integrantes de la tripulación y del equipo médico conocen con precisión todos los protocolos porque son los mismos que aplican en cada servicio, pero esta vez es diferente, harán un traslado transcontinental de casi 24 horas con tan sólo tres breves escalas técnicas. 

A este grado de complejidad se suma el reto de mantener en óptimas condiciones a la paciente que fue conectada a un moderno aparato denominado ECMO (ExtraCorporeal Membrane Oxygenation), que hace las funciones de un ‘pulmón y corazón artificial’, debido a la fibrosis pulmonar que le dejó como secuela el virus SARS-Cov-2 y por la que requiere un trasplante a la brevedad. 

El reto médico

El doctor Víctor Hugo Cervantes López, director médico de Jet Rescue, no puede ocultar la emoción cuando narra cómo vivió, junto con los demás integrantes del equipo, esas casi 24 horas de trabajo arduo para viajar 6 mil 540 millas náuticas, lo que representa más de 12 mil 112 kilómetros y trasladar a su país de origen a una paciente en estado crítico. 

La aeronave se transformó en una área de terapia intensiva. Colocar soluciones, regular la temperatura, monitorear la presión y la oxigenación, administrar medicamentos, revisar las sondas. Una y otra vez, el personal médico revisaba cada indicador de la paciente que sufrió una neumonía severa a consecuencia de COVID-19 que derivó en daño pulmonar irreversible que lo hace incompatible con la vida. 

“Nos encargamos de darle todo el soporte a la paciente como si estuviera en el hospital y continuar a bordo del avión con el mismo tratamiento como si siguiera en el hospital. El laboratorio móvil con el que contamos nos permite tomar glucosa, electrolitos, los gases de la sangre, inclusive, checar la anticoagulación”, recuerda. 

El médico relata que la paciente se identificó como posible candidata a un trasplante de pulmón pero al no tener nacionalidad mexicana tuvo que ser trasladada a su país, a Corea del Sur, para lo cual fue conectada al ECMO, un dispositivo de circulación extracorpórea, la cual realizó el 90 por ciento de la función de unos de los pulmones de la paciente durante su traslado. 

Estas condiciones permitieron calificar como histórico este traslado transcontinental, ya que no hay registro de viajes de tanta distancia para trasladar a un paciente con equipo ECMO, “solamente hay reportes de tipo militar pero de tipo civil, este parece ser el caso de mayor distancia”, asegura Cervantes López.

Detalló que la ELSO (Extracorporeal Life Support Organization) es el organismo que regula todos los aspectos para trasladar a un paciente con soporte ECMO, desde contar con especialistas en el uso de la máquina, qué equipo e insumos emplear, así como las condiciones y operaciones del personal a bordo. 

El director médico de Jet Rescue asegura que lo retador fue la jornada tan extenuante de casi 24 horas continuas. Recuerda que postergaron el descanso y la alimentación por la adrenalina que sentían por participar en este hecho histórico para la medicina y para la aviación. 

“Si fue una jornada larga pero todos muy emocionados porque es un traslado que pocas veces se puede hacer en el mundo con estas características y ya investigando parece ser que este es el más largo”, indica. 

Un vuelo sin precedentes 

Los movimiento de la aeronave son precisos en los despegues y aterrizajes para evitar afectaciones a los pacientes durante los traslados que realiza el equipo de Jet Rescue, sin embargo, volar durante 24 horas de México a Corea del Sur significó un reto mayor. 

Para este traslado transcontinental se alistaron dos tripulaciones de pilotos para tener todo bajo control y mantener plena seguridad en la operación. 

Salieron del aeropuerto de Monterrey, Nuevo León el pasado viernes 7 de agosto. La primera escala fue en Vancouver en Canadá donde hicieron la recarga de combustible. Después se trasladaron al aeropuerto de Anchorage en Alaska para recargar oxígeno, combustible y hacer el cambio de tripulación, ya habían transcurrido más de once horas de vuelo. La siguiente parada fue en Rusia, aterrizaron en el aeropuerto de Yelizovo, localizado en la ciudad de Petropávlovsk-Kamchatski que al ser de corte militar sólo les es posible recargar combustible, no hay nada que comer, donde comprar al menos agua y las limitaciones fueron tan estrictas que no se les permitió ni hacer uso ni de los sanitarios. 

Arribaron el sábado, 24 horas después de su despegue en México, a su destino final, el Aeropuerto Internacional de Incheon, es el mayor aeropuerto de Corea del Sur, siendo de noche una lluvia muy intensa los recibió, además de que tuvieron que enfrentarse a la barrera del idioma. 

“La logística de bajar a la paciente y de pasarla a la ambulancia fue un poquito más complicada de lo usual. Con la lluvia, con mucho ruido propio del aeropuerto, la comunicación nos costó un poquito de trabajo pero al final nos pusimos de acuerdo, bajamos a la paciente, nos empapamos todos pero afortunadamente todos los aparatos funcionaron bien, la paciente se comportó bien”, ríe cuando recuerda la experiencia el médico Cervantes López. 

Después de la travesía, el equipo de 20 mexicanos, pilotos, médicos, despachadores aéreos, personal de coordinación y logística así como de mantenimiento de la empresa de ambulancias aéreas Jet Rescue, que participaron en este traslado aeromédico transcontinental se reunieron el lunes en México, primero en Monterrey y despues en Toluca donde tienen su base de operaciones.

Todos sienten el orgullo de haber logrado marcar un precedente histórico en la medicina y en la aviación, pero sobre todo la satisfacción de saber que su labor y compromiso permitieron dar una segunda oportunidad de vida a una persona sobreviviente de COVID-19, la enfermedad que paralizó al mundo en pleno XXI.

El equipo médico conformado por Victor Hugo Cervantes, Gabriela Montesinos y Erika Rivera.

Viernes 03 de Diciembre del 2021 10:32 pm