Las escuelas, el reflejo de un descuido a la nación

Agencia MVT / Aranxa Solleiro

Toluca, México 11 de junio 2021.- Las escuelas son el reflejo de una nación, los espacios considerados como espejo de la catástrofe instaurada durante la pandemia, ha provocado que hayan sido tomados como ideales para depósito de desechos, pérdida de material, descomposición de la naturaleza y perpetración a su imagen, especialmente si también son considerados edificios de gran aporte a la identidad de la ciudad.

Los centros pedagógicos son considerados símbolos espirituales e intelectuales, de ellas se conforma una sociedad fuerte, razón por la cual es debido la protección a su imagen y elementos que le conforman, desde las paredes pintadas, hasta los espacios verdes que -ciertamente- deben de tener un mejor cuidado dado el escaso porcentaje de éstas en escuelas ubicadas en las urbes.

De acuerdo al experto en Planeación Urbana, Alfredo Bautista, quien fue egresado de la Universidad Autónoma del Estado de México, las escuelas son puntos importantes no solo para la formación académica y social, sino para enriquecer el espacio en donde son construidas.

“Las escuelas deben de tener un mejor concepto dentro de la sociedad, forma parte de la identidad de los habitantes, son un reflejo de lo que vivimos. Si éstas son descuidadas, no significa nada más que el descuido que también tenemos con nuestra sociedad y con nosotros mismos.” Argumentó.

De la misma manera, según lo dicho por el experto, los espacios escolares auspician una convivencia entre los residentes de la ciudad, en tanto que fomentan una mayor integración y articulación con la calle. “El regreso a clases beneficia en cierto punto a la integración social, a tener un conocimiento con el espacio urbano que la rodea, sin embargo, no pueden hacerlo sanamente si éstos se encuentran dañados en su infraestructura o en el descuido de sus áreas verdes. La educación también debe de contar con una armonía, si los alumnos no se sienten cómodos dentro de sus aulas o escuela, afecta su desempeño, hablo sobre todo de escuelas públicas.” Mencionó.

Los inmuebles académicos por igual, benefician las vías públicas y los accesos que llevan a ellos, así como a la calidad ambiental, por la creación de caminos verdes y en aumento a la seguridad, dicho así por Bautista, citando un programa de Barcelona llamado «Llenamos de vida los entornos escolares», creado en la Universidad Abierta de Barcelona. Para él, proponer una reconstrucción a los centros escolares de la ciudad a las autoridades a cargo en la capital mexiquense, debe ser fundamental para la próxima apertura de las escuelas.

“No solo debemos de tomar en cuenta la protección sanitaria de los alumnos y personal académico, sino también la de los inmuebles, el constante mantenimiento de los salones, de las canchas de futbol, basquetbol, voleibol, etc. Que la pandemia nos ayude a considerar cada día más, la mejora a los espacios. El dejarlas deteriorar, permite también que las personas las vean como ideal para considerarlos como tiraderos de basura o cualquier otra cosa relacionada al vandalismo. No es posible que nuestras ciudades sigan sin considerar la importancia de un espacio académico, los cuales van mucho más allá de la educación simplemente.” Dijo.

De acuerdo a los registros del Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE), Toluca cuenta con mil 296 centros educativos de educación básica, media superior y superior, por lo que el trabajo para su mejora y mantenimiento, sigue siendo esencial para un retorno armónico a las aulas.

“Hoy les escuelas necesitan ser redefinidas como espacios públicos, como lugares habitables, como espacios comunitarios, como territorio de extensión de la ciudad, como espacio para el juego, para el verde, la historia y la vida local de los citadinos y comunidades aledañas que llegan a ellas.” Finalizó.