Las 20 mil llantas que se incendiaron e intoxicaron el Valle de Toluca son «herencia» de Eruviel Ávila

Las 20 mil llantas que se incendiaron e intoxicaron el Valle de Toluca son "herencia" de Eruviel Ávila

Agencia MVT / José Contreras Contreras

Zinacantepec, México, 22 de Noviembre del 2017.– El depósito donde había más de 20 mil llantas abandonadas que se incendió este miércoles en Zinacantepec, es uno de cuatro centros de acopio que dejó “olvidado” el gobierno de Eruviel Ávila Villegas, y su ex secretario del Medio Ambiente, Raúl Vargas Herrera.

El predio lleno de llantas viejas se incendió este miércoles y causó un grave daño al ambiente del Valle de Toluca, dado que la columna de humo negro, lleno de partículas tóxicas, se elevó más de un kilómetro de altura y regó esos materiales en grandes extensiones de terreno de la región.

Aproximadamente a las 11:00 de la mañana de este jueves, vecinos del barrio El Calvario, perteneciente al municipio de Zinacantepec, en un predio denominado “La Champiñonera”, reportaron al 911, teléfono de emergencias, que se registraba fuego en el depósito de llantas usadas, donde se calcula que había más de 20 mil piezas.

El terreno, de acuerdo con los vecinos de la zona, fue rentado por el programa Reciclatón, que lanzó el gobierno mexiquense durante el último periodo de la administración del ex mandatario Eruviel Ávila Villegas, el cual quedó técnicamente abandonado cuatro meses antes de concluir su gestión.

El entonces secretario del Medio Ambiente, Raúl Vargas Herrera, explicó en su oportunidad que con las llantas acopiadas se elaboraría caucho para la construcción y mantenimiento de diferentes canchas deportivas de pasto sintético en el Estado de México, incluso para entidades vecinas como Hidalgo, Querétaro y la Ciudad de México, aunque antes de concluir el sexenio de Eruviel Ávila Villegas no se dio a conocer siquiera cuántas instalaciones deportivas de ese tipo fueron beneficiadas.

Según personas que trabajan en la secretaría del Medio Ambiente del gobierno mexiquense, quienes solicitaron la reserva de su nombre por temor a represalias, pero que están plenamente identificadas, el programa de reciclaje de llantas del gobierno estatal anterior fue “un fracaso y un fraude”, debido a que la empresa que se encargaría del reciclado de ese material no cumplió el objetivo, “porque no se le pagó lo acordado”.

Por eso quedaron en diversos puntos del territorio estatal este tipo de predios llenos de llantas usadas, las cuales estaban almacenadas sin ningún tipo de medida de seguridad, lo cual era necesario por tratarse de un material peligroso que podría incendiarse en cualquier momento, como ocurrió este jueves en Zinacantepec, en una conflagración que siete horas después de iniciada todavía no podía controlarse al 100 por ciento.

El presidente municipal de Zinacantepec, Manuel Castrejón, presente en el lugar del siniestro, responsabilizó a la empresa “Reciclatón” por el manejo inadecuado de ese material y el incendio que se generó este jueves, el cual causó grave impacto ambiental en el Valle de Toluca.

De acuerdo con especialistas del Grupo de Seguridad Industrial del Valle de Toluca, la quema descontrolada de las llantas generó también un alto nivel de radiación a la cual estuvieron expuestos policías estatales y municipales, bomberos, vecinos de la zona e incluso los representantes de diversos medios de comunicación que cubrieron la información sobre el incendio.

Domingo 26 de Junio del 2022 4:16 am