La reparación del niño Dios, labor y tradición desde hace más de cuato décadas

Toluca, Méx., 29 de enero de 2009.- Al acercarse el “Día de la Candelaria”, Jesús Martínez González, quien se dedica a la reparación de imágenes del niño Dios, aseguró que no se ha perdido la tradición, porque es una herencia católica que está muy arraigada en toda la sociedad.\r\nAseguró que el costo del Niño Dios varía y depende del material del que esté hecho, porque hay diferencia entre los que son de yeso y los de resina, por lo que la gente en muchas ocasiones prefiere quedarse con su imagen a la que le han tomado cariño. \r\nDe la misma manera, Jesús Martínez comentó que al Niño Dios se le viste de diferentes maneras, como Niño Dios de la Abundancia, la felicidad, la salud, trabajo, negocios, entre otros, hasta los más vanguardistas de luchadores o futbolistas. \r\nDijo que no pueden reglara su trabajo, ya que el material para ellos ha subido y lo menos que cobra por un retoque o reparación de imagen son 40 pesos.\r\nA su vez, Jonathan Martínez, otro artesano dedicado a la reparación de niños Dios, señaló que desde muy temprana edad comenzó con este oficio, ya que su papá le enseñó.\r\nDijo que las reparaciones van desde 20 pesos hasta 150 pesos, según el daño que tenga la imagen y, en mucho casos, las personas prefrieren comprar otra imagen.\r\nEn tanto, Daniel Martínez Mejía, quien se dedica a la hechura del ropaje, explicó que el costo varía de acuerdo a la tela que elija el cliente.\r\nFinalmente, comentó que los comerciantes establecidos en la Calle de Gómez Pedraza y que se dedican a la reparación y vestuario del niño Dios son familiares y su trabajo data de hace más de cuatro décadas.\r\n