La ciudad no es igual para todos. Problemas de inclusión social

175 0

Agencia MVT / Aranxa Solleiro

Toluca Estado de México 9 de abril 2021.- Inclusión citadina, las planeaciones urbanas del siglo XXI se basan en la creación de vías que sean accesibles para todo tipo de residentes y sujetos que confluyan alrededor. Para Nemesio Pulido la ciudad se percibe diversa, puesto que, para él, las zonas sin baches, sin fracturas y sin topes, podría ser de beneficio para su andar, pues sus pies, sus manos y oídos, se convierten en su mirada al dar un paso fuera de su hogar.

Nemesio desde muy temprano se levanta en el municipio de Santiago Tianguistenco, donde se localiza su hogar, un poblado envuelto en pinos y árboles llorones. Las ocho de la mañana es la hora en la que comienza su rutina, sale de su hogar cargando una mochilas sobre la espalda, una bocina y recientemente, un sanitizante y gel antibacterial que le emiten protección, tranquilidad y paz. Sube al transporte colectivo que lo traslada hacia el punto de batalla más peligroso y fuerte: la Terminal de Toluca. Donde sus sentidos deben de prepararse flamígeros para caminar hasta sus esenciaros principales: la calle Juárez, la calle Independencia o Los Portales del centro de la ciudad.

Nemesio Pulido es invidente de nacimiento, tiene 26 años y todos los días viaja de Santiago Tianguistenco a Toluca para trabajar cantando en la vía pública

“Ahora debo de cargar mucho más, no es fácil pero no tengo de otra, se me dificulta porque pues debo tener por lo menos una mano libre para guiarme con el bastón. La zona de la Terminal no me gusta porque es muy peligrosa, hace poquito robaron a mi hermana y le cortaron las manos, me dolió mucho. Yo corro más riesgo por mi discapacidad, pero aun así trato de mantenerme atento de todo para llegar con bien hasta acá y trabajar.” Dijo con un rayo de sol desbordante de sudor en su frente.

Nemesio canta, sus estudios fueron truncados hasta la primaria por motivos de falta de recursos didácticos adecuados para él y por la mayoría de los planes de estudio que no incluyen atención especializada para invidentes. Sus sueños eran alcanzar por lo menos la preparatoria para tener mejores oportunidades “pero a nosotros con algunos problemas físicos, la verdad es que muy poco nos quieren dar un empleo y se entiende, porque lo que desean es mejorar, que las cosas sean más rápidas y con una persona así, no lo pueden hacer siempre.” Argumentó.

Para que la jornada valga el esfuerzo del traslado, permanece de 12 pm a 5 pm en las calles y obtener por lo menos un poco de ingresos económicos. Actualmente habita con su madre, quien durante los días de confinamiento, le ayudó a las atenciones básicas, sin embargo, prefirió salir y continuar llevando un poco de ayuda a su hogar.

  • Facebook
  • Twitter

“La verdad es que sí trato de cuidarme mucho del virus, pero debo de cuidarme más de la gente, de la inseguridad, cada vez está peor todo, a veces muchos no lo saben, pero yo que estoy diario en la calle, sé bien las cosas feas que pasan y le tengo más miedo a eso que a enfermarme, porque sé que de salud estoy bien, solo tengo el problema de mi vista, pero de lo demás, afortunadamente no padezco nada.” Mencionó.

Actualmente, de acuerdo al último censo hecho por el INEGI, en el Estado de México existen 16 millones 992 mil 418 habitantes, de los cuales el 4.5 % tiene alguna discapacidad y el 11.4 % tiene limitaciones para realizar actividades, por lo que al ser una población de menor número de integrantes, radica para Nemesio en una falta de cultura y respeto ellos.

“No solo es difícil que la gente te integre, sino que la ciudad no está construida para todos, si para una persona invidente como yo, que más o menos se mueve es difícil, para alguien con otro tipo de discapacidad, por ejemplo, los que deben de ir en silla de ruedas es todavía más complicado y luego más porque no todos tienen la paciencia y a veces terminan muchos atropellados o cosas así. No sé si es también por la mala fama que se ha creado para nosotros, por los que mienten y fingen tener problemas.” Puntualizó.

No obstante ello, cada día se entusiasma de presentarse frente a un público fugaz, con la esperanza de que en algún momento puedan contratarlo para eventos especiales o para formar parte de una banda que le permita ser solista y darse a conocer, pues asegura que durante los once años que lleva dedicándose a su trabajo, la pasión por la música crece sin importar las barreras.

  • Facebook
  • Twitter

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This