Investigan en la UAEM potencial de especies frutales silvestres

430 0

TOLUCA, México 9 de Feb.- Investigadores de la Facultad de Ciencias Agrícolas de la UAEM desarrollan un proyecto para mejorar la producción de árboles frutales y rescatar especies silvestres como el níspero, la chirimoya, el arrayán y el membrillo, que no han sido debidamente explotadas.\r\nEl investigador Martín Rubí Arriaga explicó que la fruticultura en el Estado de México se ha promovido poco, a pesar de hay condiciones agroclimáticas idóneas.\r\nDestacó que el Estado de México cuenta con unas 23 mil hectáreas de frutales, lo que implica una superficie muy baja si se compara con las casi 600 mil hectáreas que se dedican al cultivo de maíz.\r\nAunque se explotan unas 35 especies de frutales, sólo el aguacate, durazno, guayaba y tuna absorben 80 por ciento de la superficie cultivada.\r\nEl proyecto de investigación en desarrollo busca alternativas en la producción de frutales, lo que permitiría mejorar la economía de los productores y proporcionar opciones ante problemas como la desnutrición y obesidad, dado el alto contenido de minerales, vitaminas y proteínas que contienen los frutos. \r\nRubí Arriaga refirió que parte de este trabajo consiste en recuperar y colectar, a través de viajes de exploración, materiales nativos para tratar de identificarlos y estudiar su potencial, como son el níspero, la chirimoya, el arrayán y el membrillo, que podrían ser una opción viable para los productores. \r\nEn el caso del níspero, que aunque no es nativo de la entidad, es fácil de encontrar en 120 municipios, como Toluca, Malinalco, Atlacomulco; en el caso de la chirimoya se han obtenido variedades de características similares e incluso, en algunos casos, superiores a las de Chile y España, mientras que el arrayán se caracteriza por sus elevadas cualidades nutritivas.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *