Inversión de roles en el hogar causa conflictos constantes en las parejas

TOLUCA, México, 24 de Dic- La inversión de papeles dentro del hogar no siempre es buena para los hombres, pues aquellos que tienen poco carácter y son sumisos son considerados «hombres débiles», que en muchos casos no trabajan por estar desempleados o por gusto, por lo que optan por dedicarse a las labores del hogar, como cuidar a los hijos, hacer el quehacer, ir de compar e incluso cocinan, y esto suele ocasionarse problemas con sus parejas.\rJosé de Jesús González Núñez, presidente del Instituto de Investigación en Psicología Clínica y Social (IIPCS), refirió que otro segmento de hombres que trabajan pueden generar menos ingresos que sus esposas, por lo que la relación es llevada en forma determinante por las mujeres y esto va en contra de los estereotipos sociales y de las costumbres que han regido a las parejas durante cientos de años, en donde por tradición es el hombre el que dirige el hogar.\rEn la sociedad actual, el jefe (a) de familia es asumido por el poder que dan los ingresos económicos y, por ende, el éxito y este es el origen de los problemas de muchas parejas, pues los considerados «hombres débiles» generalmente se encuentran asociacos a mujeres altamente dominantes, o son hombres con un pasado de sumisión ante el género femenino, pues en su infancia tuvieron una madre altamente sobre protectora o autoritaria, en tanto que la figura del padre estuvo ausente o bien también fue débil, por lo que inconscientemente ambos se buscan, se seleccionan y se relacionan para concebir así una pareja con roles invertidos. \rComentó que cuando la pareja asume sus respectivos roles de forma honesta y basada en un convencimiento mutuo es más difícil que tengan conflictos; no obstante, en el terreno real esto no se presenta porque los hombres que juegan el rol femenino típicamente experimentan una constante confrontación con sus esposas que se extiende al resto del entorno social.\rDetalló que los hombres que viven este tipo de relación la asumen con humillación porque se sienten impotentes y devaluados, y ne caso de que se les presente una buena oportunidad laboral, la mujer tiende a hacer todo o posible para “boicotearlo”, porque en sus adentros reconoce las ventajas que este tipo de relación le ofrece en forma individual.

Martes 19 de Octubre del 2021 9:41 am