Innovan mujeres en fábrica de muebles

385 0

Agencia MVT / Ingrid Ahumada Mañon
Jilotzingo, México, 17 de Julio de 2018.- A sus 53 años de edad, María Guadalupe Rosaura Rosales, aprende a pulir, cortar, cepillar y armar muebles que elabora en la primer fábrica de estos en la comunidad de Santa María Mazatla.

Rosales es una de las cinco mujeres que iniciaron con el proyecto de la fábrica de muebles, trabajo que le motiva día a día a ser una mujer independiente, con mayores oportunidades y ser un ejemplo de constancia para sus hijos.

«Significa mucho para mí, es una ayuda emociona y segunda me gusta ser productiva, me gusta mi trabajo, me gusta la carpintería y porque no lo había trabajado nunca», dijo.

Mencionó que su objetivo es crecer en todos los ámbitos de su vida a partir de este oficio, siempre acompañada del apoyo y cariño de su familia, pues dijo se considera capaz para lograr grandes cosas en esta etapa dentro de la fábrica.

Por su parte, el ingeniero Gonzalo Garduño Marín, enlace de cadenas productivas de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) en el Estado de México, explicó que este proyecto se pudo realizar gracias a un programa impulsado por la Comisión como parte del componente 4 en la modalidad SAT 6 «Proyectos productivos para mujeres».

En este proyecto CONAFOR realizó una inversión de 1.9 millones, mientras que la comunidad ubicada en el municipio de Jilotzingo invirtió alrededor de 480 mil pesos, monto invertido en el terreno en donde se ubica la fábrica y los utensilios tecnológicos que utilizan en la elaboración de estos muebles.

Florentino Morales, presidente de la organización Trabajando por el Desarrollo de Jilotzingo, precisó que en la zona tenían un problema grave de tala clandestina, sin embargo, dijo que gracias a PROBOSQUE y la CONAFOR, quienes asignaron el recurso a través de un programa, se han realizado estudios que les permite revisar el bosque y designar los árboles que podrían talarse, como algunos que tienen plagas, cuya madera es utilizada en la fábrica.

Lo anterior -dijo- ayuda a que las personas que antes talaban de forma clandestina, ahora puedan hacerlo de forma legal, siendo la madera aprovechada para generar recursos para los ciudadanos de la comunidad.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *