Importantes estudios para conservar especies en la UAEM

346 0

TOLUCA, México, 19 de Junio.- Condiciones microambientales de temperatura y humedad durante la anidación de reptiles ovíparos determinan variaciones fenotípicas en las crías, es decir, tanto en rasgos físicos como conductuales, afirmaron Oswaldo Hernández Gallegos y Ana López Moreno, especialistas de la Universidad Autónoma del Estado de México, quienes sostuvieron que el estudio y análisis de este tipo de procesos permite plantear estrategias para la conservación de las especies.\r\nLos autores del trabajo de investigación «Condiciones de anidación en Aspidoscelis costata costata y su relación con el fenotipo de las crías», destacaron diversos aspectos relevantes del trabajo que realizaron en el municipio de Tonatico, Estado de México.\r\nAl explicar el proceso mediante el cual abordaron las características especificas de la variante de la lagartija denominada Aspidoscelis costata costata, señalaron que se recolectaron hembras gestantes, para una vez en cautiverio propiciar que incubaran sus huevos a cuatro diferentes temperaturas.\r\nLos huevos ovipositados en cautiverio, puntualizaron, fueron incubados en las siguientes variantes: 22°C, 25°C, 28°C y 31°C, para después revisar y registrar a las crías por sexo y características morfométricas y merísticas, es decir, las relativas a la forma de las especies.\r\nLos académicos del Centro de Investigación en Recursos Bióticos de la UAEM (CIRB) reportaron que el mayor porcentaje de anidación ocurrió cuando la temperatura del nido fue de alrededor de 25°C y la humedad estuvo por encima de 20 por ciento, «lo cual coincide con los meses de mayor precipitación y menores fluctuaciones en temperatura y humedad en la zona».\r\nTambién se determinó que la temperatura influyó en el período de incubación, el éxito de eclosión y dos de las características merísticas evaluadas.\r\nAsí, concluyeron Oswaldo Hernández Gallegos y Ana López Moreno, fue posible determinar qué microambiente de incubación está moldeando la temporada de anidación, así como aspectos fenotípicos en las crías.\r\n

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *