Implican en secuestro a directora del Colegio Montessori

451 0

José Contreras Contreras\r\n \r\nTOLUCA, México, 21 de Junio.- Lidia María Solórzano Tejeda, religiosa que dirige el Colegio Montessori, de Toluca, fue demandada por negligencia y señalada como directamente responsable del secuestro cometido en agravio del menor Carlos Eduardo Martínez González, hecho ocurrido el 14 de febrero del 2012, en la puerta de esa institución educativa de carácter privado.\r\nSobre el particular, la Procuraduría General de Justicia del Estado de México inició la Carpeta de Investigación 161980360050913, en la que se investiga ya la posible responsabilidad de la religiosa en la desaparición de Carlos Eduardo, quien lleva más de cuatro meses en calidad de «desaparecido», a pesar de que el menor estaba bajo custodia directa del Colegio Montessori.\r\nEl padre del menor que fue secuestrado por los ocupantes de una camioneta tipo Panel, marca Ford, como consta en el video de seguridad captado por el equipo de seguridad del mismo Colegio Montessori, declaró que días antes la directora del Colegio Montessori de Toluca, Lidia María Solórzano Tejeda, y la psicóloga del mismo, Sara Estefanía Silva Castro, le entregaron un dictamen de un diagnóstico que indicaba que el menor Carlos Eduardo Martínez González resultó con «deficiencias mentales».\r\nPor ese motivo, se determinó que Carlos Eduardo no podía entrar ni salir solo de las instalaciones del Colegio Montessori, que sus familiares directos (padre y hermano mayor) tenían que entregarlo directamente al personal de seguridad del plantel a la hora de entrada y, a la salida, no se les entregaría a nadie más que a ellos.\r\nSin embargo, ese acuerdo no fue respetado por la propia directora del Colegio Montessori, Lidia María Solórzano Tejeda, a pesar de que ella misma fue quien estableció las condiciones para que el menor siguiera cursando el segundo grado de secundaria en esa empresa educativa.\r\n»Por ningún motivo mi hijo debió salir solo del Colegio Montessori, había una instrucción y un acuerdo específico entre la directora, la psicóloga y yo. Entonces la madre Lidia María es responsable de negligencia y tiene responsabilidad directa en el secuestro de mi hijo», señaló el señor Tomás Alfredo José Guadalupe Martínez Gutiérrez, quien lleva más de cuatro meses buscando a su vástago, sin resultado alguno porque la investigación que lleva a cabo la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas no ha tenido ninguna conclusión.\r\nMartínez Gutiérrez exigió a la autoridad investigar a fondo el grado de responsabilidad de la religiosa que trabaja como directora del Colegio Montessori. «Qué casualidad que el niño no podía salir solo, lo tenía prohibido, y el día que lo van a secuestrar lo dejan salir. Parece como si ellas, la directora y la psicóloga, lo hubieran entregado a quienes se lo llevaron», concluyó.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *