Exigen liberar veinte mazahuas detenidos tras enfrentamiento contra granaderos en Amanalco

TOLUCA, México, 13 de Sep.- Poco más de cincuenta mazahuas de los municipios de Amanalco de Becerra, Valle de Bravo y Donato Guerra, se manifestaron la noche de este lunes ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, para exigir la liberación inmediata de 20 de sus compañeros –12 hombres y ocho mujeres—detenidos luego de enfrentarse a granaderos de la Agencia de Seguridad Estatal que los desalojaron cuando impedían las obras de construcción de la llamada Autopista del Bicentenario.\rTomasa Gutiérrez Estrada, a nombre de los inconformes, explicó que detuvieron a sus compañeros después de una zacapela que se registró entre los pobladores de Amanalco y los uniformados, cuando fueron desalojados a golpes de toletes y escudos por los granaderos.\rAseguró que las obras de construcción del ramal Valle de Bravo de la Autopista del Bicentenario se realizan sin los permisos correspondientes, sobre todo los que tienen que ver con impacto ambiental; “están derrumbando miles de árboles en una reserva forestal que está protegida por decretos nacionales e internacionales”, indicó.\r“No vamos a permitir que sigan destruyendo nuestros bosques; lo que quieren hacer es destruir la reserva natural donde incluso hay bancos de alimento de la mariposa monarca, lo que impactará en la migración de las mariposas”, acusó.\rSeñaló que, tras el enfrentamiento contra los granaderos de la ASE, se detuvo ilegalmente a 20 personas, doce mujeres y ocho hombres, a quienes se les llevó primero a Valle de Bravo donde supuestamente se presentarían al Ministerio Público, pero luego los trasladaron a Toluca sin explicación alguna.\rPor ello, los pobladores de Amanalco, en su mayoría indígenas mazahuas, acudieron a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México para tratar de liberar a sus compañeros.\rAseguraron que la mayoría fueron detenidos precisamente porque quedaron tirados en el piso “por la salvaje golpiza que les dieron los policías”, por lo que cuando la zacapela se calmó los policías de la ASE se fueron sobre ellos para detenerlos. “Vienen bien golpeados y ninguno ha recibido atención médica”, acusó Esperanza Velasco, quien informó que su esposo es uno de los detenidos.\rAunque la autoridad estatal guardó silencio en torno a estos hechos y no ofreció una versión oficial, se supo que también hay ocho policías lesionados que fueron trasladados al Centro Médico del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMYM), donde reciben atención clínica.\rEn la Procuraduría General de Justicia del Estado de México trascendió que los indígenas de Amanalco fueron presentados ante el agente del Ministerio Público por la Agencia de Seguridad Estatal como parte acusadora, como presuntos responsables de los delitos de daños en los bienes, lesiones y obstaculización de vías de comunicación, más lo que resulte de las investigaciones.\r

Martes 26 de Octubre del 2021 11:09 pm