Evita ISEM muerte de infantes por asfixia al nacer Evita ISEM muerte de infantes por asfixia al nacer

Evita ISEM muerte de infantes por asfixia al nacer

Staff MVT\r\n\r\nTOLUCA, México, 11 de Agosto.- El Hospital Materno Perinatal «Mónica Pretelini Sáenz» del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), es el único en la entidad que cuenta con un sistema de enfriamiento llamado Cool-cap, que a la fecha ha beneficiado a 26 bebés que presentaron asfixia al nacer, lo que evitó secuelas cerebrales e incluso la muerte.\r\nVíctor Manuel Villagrán Muñoz, jefe de la División de Neonatología de este nosocomio, informó que con este procedimiento los pequeños que presentaron encefalopatía hipóxico isquémica -provocada por la falta de oxigenación al nacer-, redujeron hasta 40 por ciento las probabilidades de que sufrieran secuelas como parálisis cerebral, discapacidad, trastornos auditivos, visuales, de postura y hasta la muerte.\r\nSe trata de una red de enfriamiento que permite a los médicos disminuir el calor de la parte cerebral del paciente para llevarlo a los 34 grados centígrados, toda vez que la temperatura normal de un neonato es de 37 a 37.5 grados. Para ello se le coloca un casco con agua, misma que al estar fluyendo a cierta refrigeración logra llegar al nivel deseado.\r\n»Se busca un enfriamiento moderado en la cabeza y leve en el cuerpo para que en el sistema nervioso se logren temperaturas ideales para tratar de disminuir el riesgo de muerte de las neuronas en los niños que por alguna razón tuvieron el impedimento de respirar de manera adecuada. Esto va a llevar que el niño pueda evitar complicaciones en un futuro», comentó.\r\nEl especialista explicó que los menores que presentan encefalopatía hipóxico isquémica tienen una probabilidad de hasta 60 por ciento de sufrir alguna discapacidad, trastornos motores y parálisis cerebral debido a la muerte de las neuronas por la falta de oxigenación.\r\nVillagrán Muñoz indicó que este procedimiento se aplica durante las primeras seis horas de vida, dura 72 horas y posteriormente cuatro más se dedican a una etapa de recalentamiento, es decir, todo el proceso dura en promedio 80 horas.\r\n»La atención implica desde el momento del nacimiento, si se identifica que existe el riesgo de que el menor no puede respirar de manera adecuada se aplica el programa de reanimación neonatal, después evaluamos si ese niño tiene criterios de inclusión, es decir, que haya tenido calificación menor a cinco en el parto, si es así es susceptible de recibir el tratamiento, lo sometemos a la hipotermia y los ingresamos al área de cuidados intensivos», abundó.\r\nDebido a que es la única red de enfriamiento de la entidad, pacientes de otras instituciones, como del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), han llegado a esta institución a recibir el procedimiento. Además, al tener una amplia trayectoria en el manejo del equipo, especialistas de este nosocomio han capacitado a personal de 18 estados de la República que están en proceso de adquirirlo.\r\nVíctor Manuel Villagrán Muñoz dio a conocer que la encefalopatía hipóxico isquémica es un síndrome producido por la disminución del aporte de oxígeno o la reducción mantenida del flujo sanguíneo al cerebro y, de acuerdo a la estadística mundial, se presenta en uno o dos niños por cada mil nacidos vivos.\r\n

Martes 07 de Diciembre del 2021 12:51 pm