El Nican Mopohua, texto de referencia obligada para el estudio del culto guadalupano

TOLUCA, México, 12 de Dic.- Entre las primeras fuentes documentales que hacen alusión a las apariciones de la Virgen de Guadalupe está el Nican Mopohua, que es el relato escrito en lengua náhuatl que detalla este acontecimiento que, desde los primeros años de la Colonia, influenció y determinó el espirítu religioso de los pueblos de México.\rEste texto temprano, que puede traducirse como «Aquí se narra», fue escrito por Antonio Valeriano, sabio indígena del Colegio de Santa Cruz de Tlatelolco, hacia el año de 1556, como lo evidencian las características intrínsecas del texto, su riqueza de lenguaje y recursos estilísticos, estudiados a lo largo de los siglos por eruditos como Fernando de Alva Ixtlilxóchitl, Ángel María Garibay y más recientemente el doctor Miguel León-Portilla.\rAlgunos estudiosos de esta importante fuente documental incluso han supuesto que el propio Antonio Valeriano recogió del propio Juan Diego, toda la relación del milagro del Tepeyac. Escrito en forma poética, el Nican Mopohua describe detalladamente los acontecimientos sucedidos entre el 9 y el 12 de diciembre en el cerro del Tepeyac, en la iglesia de Tlatelolco y en la casa del obispo de México, y las cinco apariciones de la «Señora del Tepeyac», quien, según la tradición, se apareció al tío de Juan Diego, de nombre Juan Bernardino, que es a quien reveló su nombre: Santa María de Guadalupe.\rDel Nican Mopohua se desprendieron varias versiones, siendo la primera en publicarse en el año de 1648 la de Lasso de la Vega, quien en lengua náhuatl la nombra Huey tlamahuizoltica; posteriormente Luis Becerra Tanco lo tradujo al español con el título de Felicidad de México. El principio y milagroso origen que tuvo el santuario de la Virgen María, Nuestra Señora de Guadalupe. Otra traducción al castellano se atribuye a Lorenzo Boturini y ya en el año de 1886 el padre Agustín de la Rosa hizo una traducción directa del náhuatl al latín.\rYa en el siglo XX, el facsímil del Huey Tlamahuizoltica fue imprimido en 1926 por Jesús García Gutiérrez, quien incluyó las anotaciones filológicas de Primo Feliciano Velázquez, y más adelante Ángel María Garibay Kintana hizo una traducción que no llegó a ver publicada. Una traducción del Huey tlamahuizoltica al inglés, pue publicada en 1998 por Lisa Souza, Stafford Poole y James Lockhart, bajo el nombre de The Story of Guadalupe. Luis Lasso de la Vega´s Huey tlamahuizoltica of 1649 y en 1999 Miguel León Portilla hizo la traducción más moderna, que llamó Tonantzin Guadalupe, y que se caracteriza por su afán de transmitir el pensamiento de los indígenas mexicanos, la riqueza lingüística del náhuatl y las formas de expresión indígenas, pues más allá de la mera traducción del texto se esforzó por apreciar la belleza del idioma mexicano y sus constantes metáforas poéticas.

Sábado 23 de Octubre del 2021 10:30 pm