Después de las tormentas llegó la calma

Agencia MVT / Guillermo Guadarrama
San Mateo Atenco, México, 10 de septiembre de 2018.- Después de las fuertes lluvias suscitadas el pasado fin de semana y de las inundaciones registradas en varios puntos del municipio de San Mateo Atenco, incluyendo la de la entrada este domingo, los trabajos realizados durante este lunes fueron prácticamente de limpieza.


Tal parece que después de haberse decretado zona de emergencia a mitad de la semana pasada, los habitantes de San Mateo Atenco podrán regresar a su cotidianidad en poco tiempo.
En tanto a los centros de acopio, estos siguen entregando apoyo a los afectados, mientras que de los albergues  ya solamente se encuentra en función el de la parroquia de San Mateo Atenco, ubicado frente a Palacio Municipal.


«Ya contamos con prácticamente el 15 por ciento de la gente que venía en un principio, a comer aún vienen alrededor de 50 personas,  pero a pernoctar solo son como 10, afortunadamente ya la gente esta regresando a sus hogares», explicó Alfonso Carrillo Iturbe, responsable del albergue de la parroquia de San Mateo.


La Casa de Cultura que también fungía como albergue dejó de serlo porque ya no se necesita, pero sigue siendo un centro de acopio para beneficiar a los afectados con herramientas y productos necesarios para la limpieza.

Los barrios inundados hace una semana, hoy se encuentran únicamente con lodo y tierra, misma que esta siendo retirada por los trabajos de las autoridades con la ayuda de cuadrillas de trabajadores y unidades tipo Vactor.


«Sí fue muy difícil, muchos perdieron todo, el no poder ni caminar con tranquilidad y preocupados por agarrar una infección fue difícil,  lo bueno es que ya vamos de salida» comentó doña Eloina,  vecina del barrio de Guadalupe.
Además comentó que fue gracias al Sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) tanto estatal, como municipal, así como de las autoridades estatales y sociedad civil como ellos salieron adelante y se pudo limpiar la zona en poco más de una semana.


Actualmente 300 servidores del DIF Estado de México, de la mano del Grupo Tláloc y personal del Ayuntamiento de San Mateo Atenco, continúan con las labores de limpieza en cada uno de los hogares, hasta que todo regrese a la normalidad, además de entregar tarjetas de «Salario Rosa», para que las familias se puedan apoyar mejor.


«El presidente no hizo nada, casi casi que lo tuvieron que ir a sacar del Ayuntamiento, y eso cuando vino, nada más venía a pelearse con la gente» comentó Rosa Isela, habitante de San Mateo Atenco.
Lo sucedido el pasado domingo fue solamente un susto más para los habitantes de San Mateo Atenco quienes resignados por su situación argumentaron que las inundaciones en la entrada, en el cruce de Benito Juárez y Paseo Tollocan son «normales», y que prefieren que pase eso,  a que se vuelva a desbordar el Río Lerma.
«Eso ya sabemos que va a seguir pasando cada que llueva,  por eso tenemos bardas altas, para que no se meta el agua, pero el desbordamiento sí no espantó a todos»,  comentó don Luis Díaz, quien vive a la entrada de este municipio.

 

Nota relacionada

Llueve sobre mojado en San Mateo Atenco

Domingo 17 de Octubre del 2021 5:12 am