Desmienten asalto a gaseros. Fue exceso de prepotencia

Desmienten asalto a gaseros. Fue exceso de prepotencia

Agencia MVT / José Contreras Contreras

ZINACANTEPEC, México, 7 de Diciembre del 2017.- Los trabajadores de una pipa de gas LP que fueron atendidos por paramédicos del Servicio de Urgencias del Estado de México por heridas de arma de fuego no fueron asaltados, los balazos los recibieron en una riña que se registró cuando éstos se excedieron de prepotentes y quisieron quitar a “batazos” al conductor de un automóvil que estaba estacionado mal y que no les permitía pasar.

Vecinos de la calle del Boxeo, en la tercera sección de la colonia La Deportiva, en territorio municipal de Zinacantepec, confirmaron que se trató de un enfrentamiento entre los operadores del carro repartidor de gas Licuado de Petróleo (LP) y un particular, y que no hubo ningún asalto.

“Los gaseros andaban repartiendo, y cuando llegaron aquí había un auto Bora estacionado, que junto con otros en la acera no los dejaban pasar, entonces le gritaron que se moviera, y él les dijo que se esperaran un momento, que estaba bajando unas cosas, y los de la pipa se bajaron con un bate de béisbol en las manos y fueron directo a tratar de golpearlo, pero nunca se imaginaron que iban a ser recibidos a plomazos”, dijo el señor Juventino Ramos, vecino de la misma calle del Boxeo.

El testigo acusó la “prepotencia” con que comúnmente actúan los repartidores de gas, quienes en esta ocasión sí encontraron alguien que les respondiera la agresión que ellos intentaban hacer con el bate de béisbol.

“Son hasta familiares de los de aquí, de Morelos (calle), nada más que éstos viven acá en Parques Nacionales, pero sí son familiares de esos mismos. Se baja un pendejo con un bate, le quiere dar de batazos al del Bora, pero el del Bora le mete sus pinches plomazos a estos pendejos. Les parten su madre a estos weyes, se da a la fuga el Bora, y luego llegó la camioneta (Nissan, Titán) por estos weyes”, relató textual.

“Yo creo que les hablaron los gaseros a los de la camioneta, y fue que se los llevaron, porque son familiares, y la mamá de uno de los gaseros se llevó la pipa, por eso cuando llegaron aquí los policías ya no había nada”, indicó.

En el pavimento de la calle del Boxeo quedó una mancha de sangre de aproximadamente 20 centímetros de diámetro, lo que permite deducir que por lo menos uno de los lesionados presentaba una hemorragia considerable.

Hay por lo menos dos vecinas más de la misma calle que relataron versiones casi idénticas de lo ocurrido, quienes también aseguran que en particular estos repartidores de gas doméstico se caracterizaban por su agresividad, incluso con los vecinos de la zona.

“Cuando venían a cargar, no les importaba a ellos cerrar la calle, estacionan su camión, la pipa, a media calle, y les importa poco si alguien tiene urgencia de pasar, ellos no se mueven hasta que acaban, y si alguien les protesta, pues igual, se bajan el bate de béisbol y se van a golpes contra el que sea. Pero hoy no les salió igual, hoy si les respondieron”, expresó la señora Palacios, quien vive al fondo de la misma calle donde ocurrió el intercambio de batazos y proyectiles de arma de fuego.

Horas más tarde arribaron al lugar elementos de la policía ministerial para levantar evidencia fotográfica de la mancha de sangre que quedó en el piso, también entrevistaron a algunos de los vecinos, y después se fueron del sitio.

La calle del Boxeo, en la tercera sección de la colonia La Deportiva, de unos 100 metros de longitud, donde apenas hay unas 10 casas, fue cerrada por elementos de la policía municipal de Zinacantepec, con el propósito de resguardar la escena, en tanto se realizan las indagatorias.

Martes 28 de Junio del 2022 4:50 am