Desde Zinacantepec para el mundo entero, crear cerveza artesanal Murciélago

Desde Zinacantepec para el mundo entero, crear cerveza artesanal Murciélago

Agencia MVT / Libertad Trinidad

ZINACANTEPEC, México, 6 de Noviembre del 2017.- En el Estado de México al menos 500 cervecerías artesanales se encuentran constituidas, la mayoría iniciaron en su casa y a base del esfuerzo, tenacidad, y sobre todo la tolerancia a la frustración comenzaron a crecer.

Actualmente en el país hay al menos mil 500 artesanos de la cebada, en Toluca apenas suman ocho o nueve. Murciélago es una marca local, se ubica en Zinacantepec el taller y espera despuntar a pesar de la enorme competencia que significan las grandes marcas internacionales.

Claudio Miguel y Rubén Sosa formalizaron, registraron y se adueñaron de una marca este año, aunque ya tenían al menos tres haciendo pruebas de sabor, la instalación del taller y diseñando la imagen de un producto que literalmente se define con las manos.

Ellos dos, junto con Fernanda, la esposa de Rubén, son los encargados de dar el toque final a la fermentación de la bebida que incluye azúcar. Actualmente elaboran 2 mil botellas al mes, en un día podrían cubrir pedidos de hasta 150 botellas de 355 mililitros.

Rubén, propietario fundador de cervezas Murciélago, platicó que su taller está basado en tecnología alemana adaptada a su presupuesto, desarrollaron su propio equipo que permite hasta 200 litros por lote, pero en dos turnos llegan a los 400 litros por día, más el tiempo para la maduración de la cerveza.

La idea surgió hace un tercio de años, cuando Claudio -el maestro cervecero- propuso la idea tras dejar su grupo Los Copergamins, del que formaba parte, fue cuando se enfocaron a tener el permiso de Cofepris.

La tercera parte de la inversión inicial fue destinada a la instalación de la línea de producción. La adaptación, mantenimiento de las partes para el proceso, sellar la nave, instalar fermentadores, gas, luz. Ahora todos se turnan para hacer la contabilidad, la publicidad, ventas y el resto de las áreas que conlleva una industria.

“Somos amigos desde hace más de 15 años, eso  nos ha permitido subsistir ante el constante reto que implica crecer en un medio con tantas marcas de nombre que tienen la capacidad para inundar de cerveza el mercado” dijo Rubén.

Ellos tres iniciaron de cero, financiaron su proyecto, la certificación ante la Secretaría del Trabajo como maestro cervecero, el diseño de la etiqueta y la distribución de la marca. “Requiere un trabajo enorme que en principio no es considerado, la parte administrativa, el diseño del equipo, la adaptación de la planta”, dice Claudio.

Es la perfecta combinación de lúpulo, cebada, avena, maíz, que según Claudio Miguel, el maestro cervecero es un toque que permite la consolidación de una bebida casi hecha a mano.

“Todas nuestras cervezas fermentan a temperatura ambiente, las que se venden en los centros comerciales son estilo lager o que se someten a un proceso de congelación progresiva”, detalló el joven empresario.

Estos emprendedores lograron al menos tres recetas, la que lleva maíz (FaFeFú), un estilo imperial stout adaptada con chocolate, la más nueva en el mundo de la cerveza artesanal mezcla de una receta inglesa con el estilo americano que se replica en varias partes del mundo y tiene tonos muy amargos.

Dependiendo de la receta el periodo más corto de elaboración es de 25 días, incluye fermentación, maduración y una segunda fermentación dentro de la botella, porque carbonatan naturalmente, la mayoría de los industriales lo hacen durante el almacenamiento en un tanque frío, donde inyectan CO2, pero estos muchachos lo hacen con una microfermentacion que implica agregar algo de azúcar a cada botella.  Un proceso manual para que las levaduras en suspensión fermenten una segunda vez y se haga esa espuma característica de la bebida.

La Competencia

 

Aunque tienen un producto de calidad y se basa en el bolsillo de los clientes, se vislumbra como el reto más grande de su vida. Hay una infinidad de marcas reconocidas a nivel mundial con quienes compiten, pero su éxito está basado en los toques finales, en apropiarse del mercado local.

“Apostamos a que la gente busca ahora adquirir y adueñarse de la industria local, de lo cercano, lo que es suyo”, dijo Claudio.

Refirió que la exigencia es enorme, el cliente tiene referencias y preferencias muy claras, algunas hasta heredadas, pero lograron buenas experiencias con el grupo de cerveceros artesanales, quienes se convirtieron en un grupo sólido, casi familiar que se impulsan entre sí.

Sábado 25 de Junio del 2022 6:49 pm