Denuncian obras “fantasmas” para financiar a Abel Flores, candidato a alcalde de Xalatlaco

Agencia MVT / Luis Ayala Ramos 

Xalatlaco, Estado de México 28 de Abril 2021.- René Reza Molina, presidente municipal de Xalatlaco; Abel Flores Guzmán, ex Secretario del Ayuntamiento y ahora candidato a la alcaldía por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), y Gabriela Macías Guillén, titular de Obras Públicas y Desarrollo Urbano del mismo ayuntamiento, son presuntamente responsables del desvío de más de 30 millones de pesos. 

Además los acusan de violar el uso de suelo y diversas disposiciones legales sobre un predio en el que supuestamente se construiría una alberca semiolímpica, obra que se encuentra abandonada y el dinero “desaparecido”. 

Ana Rosario Cervantes Benítez, Síndico Municipal de Xalatlaco, relató que desde septiembre del año 2020 se advirtió al presidente municipal, René Reza Molina, y al entonces Secretario del Ayuntamiento, Abel Flores Guzmán, que antes de realizar cualquier obra se debía regularizar el predio donde supuestamente se construiría un “multi deportivo”.  

“El alcalde dijo que el predio había sido donado por mayordomos del Barrio de San Agustín, Xalatlaco, pero nunca presentó el acta de donación, por lo que ésta tampoco pasó ni fue aprobada por el Cabildo, por lo que no se debió hacer ninguna obra en ese terreno, y mucho menos aplicar ahí recursos públicos, federales, estatales y municipales, lo cual constituye un delito”, detalló. 

Sin embargo, el entonces Secretario del Ayuntamiento, Abel flores Guzmán, ahora candidato de Morena a esa presidencia municipal, aseguró que “se regularizaría” la situación jurídica del predio, lo que nunca ocurrió, y a pesar de eso se destinaron en una primera etapa 10 millones de pesos para obras de cimentación, en una segunda etapa se aplicaron más de 10 millones de pesos para el inicio de la construcción de la alberca, y otros 10 millones de pesos para “equipamiento”, el cual obviamente nunca se concretó porque a la fecha no existe nada qué equipar. 

De acuerdo con el marco legal vigente, el Ayuntamiento de Xalatlaco, a través del entonces Secretario del Ayuntamiento, Abel Flores Guzmán, debió primero presentar ante el Cabildo la propuesta técnica del proyecto, junto con la carta de intención de los vecinos del barrio de San Agustín en la que expusieran los motivos de la donación.  

De haber sido aprobado el proyecto por el Cabildo, el Ayuntamiento de Xalatlaco, debió solicitar la autorización de la LX Legislatura del Estado de México para revisar la viabilidad de la donación del terreno, y, en caso de aprobarse por los diputados mexiquenses, debió iniciar el proceso de regularización del predio a favor del Ayuntamiento de Xalatlaco, como un bien de propiedad municipal. 

Hasta concretarse ese trámite, el Ayuntamiento de Xalatlaco estaría en condiciones legales de canalizar recursos públicos al proyecto de construcción del “multi deportivo”. 

Como no se cumplió con el trámite legal, responsabilidad directa del ex Secretario del Ayuntamiento, Abel Flores Guzmán, ahora candidato de Morena a la presidencia municipal de Xalatlaco, todo el dinero que se derivó a tal obra es considerado como una desviación de recursos públicos con el propósito de beneficiar a particulares. 

El proyecto del “multi deportivo” de Xalatlaco tampoco se licitó, lo que presume otra irregularidad en la cual se benefició por asignación directa de contrato a una constructora que es propiedad de un amigo del actual presidente municipal de Xalatlaco, René Reza Molina, quien lo hizo público en una sesión de Cabildo. 

Sobre la constructora que habría sido beneficiada con las maniobras legales y financieras que se presume existen detrás de este caso, se presume que existe el compromiso de que esa empresa ahora financiará la campaña proselitista del candidato de Morena a la alcaldía de Xalatlaco, Abel flores Guzmán. 

El Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM) y la Contraloría del Poder Legislativo del Estado de México, instancias responsables de la vigilancia del uso adecuado de los recursos públicos por parte de los municipios de esta entidad, fueron legalmente notificados desde septiembre del año 2020 sobre las presuntas irregularidades técnicas, legales y financieras que existen en torno al supuesto proyecto del “multi deportivo” de Xalatlaco. 

Sin embargo, a pesar de la presión social que existe en torno a este presunto caso de desvío de recursos públicos, uso indebido de funciones y abuso de autoridad, esas instancias no han dado ninguna respuesta a los vecinos y autoridades edilicias que solicitaron formalmente que se investigue, aclare y actúe legalmente en contra de quién o quiénes resulten responsables de esa situación. 

Por ello, hicieron un llamado a la titular del OSFEM, Miroslava Carrillo Martínez; al Contralor del Poder Legislativo del Estado de México, Juan José Hernández Vences, así como al gobernador Alfredo del Mazo Maza, para que se aclare la participación de los servidores públicos municipales: alcalde, ex Secretario del Ayuntamiento, y titular de Obra Públicas y Desarrollo Urbano, pues se teme que la maniobra financiera se haya concretado precisamente para apoyar la campaña proselitista del ahora candidato de Morena a la presidencia municipal de Xalatlaco, Abel Flores Guzmán. 

“Este es un ejemplo muy claro que algunas campañas de Morena están siendo financiadas con dinero sucio, y éste no es solamente el que presuntamente brinda la delincuencia organizada a los actores políticos para luego contar con su protección, sino también estas maniobras financieras oscuras que les permitieron hacer alcancías para ahora invertir en proselitismo”, advirtió Luz Elena González Quinto, académica especializada en procesos políticos de la Universidad Panamericana.