Consuman secuestros con información que jóvenes entregan al entrar a cines y discotecas

TOLUCA, México, 16 de Sep.- El Procurador General de Justicia del Estado de México, Alfredo Castillo Cervantes, indicó que en lo que va del año hay registro de 130 secuestros consumados, pero advirtió que hay una cantidad mucho mayor de casos que cada día se presentan más, en los que, sobre todo a jóvenes, les piden datos a la entrada de un cine o una discoteca, con el pretexto de que se trata de un “sorteo” o “promoción”, y en lo que éstos se meten al sitio a divertirse, hay personas que hablan con los padres para solicitarles cantidades de dinero.\r“Este tipo de secuestros, a los que algunos llaman exprés, son los que cada vez se presentan más y no dan oportunidad de que la policía y los cuerpos especializados intervengan para esclarecerlos, porque se dan en cuestión de minutos, tal vez horas, además de que ahora los secuestros se pagan casi de un día para otro, lo que evita la negociación e impide que se realicen labores de inteligencia”, explicó.\rDetalló que cada vez son menos los secuestros en los que se oculta a una persona en una “casa de seguridad” y se negocia por semanas sobre fuertes sumas de dinero. “Ahora retienen a una persona y piden 5 millones de pesos, pero con tal de obtener algo rápido terminan pagando 18 mil pesos, una camioneta y una o dos televisiones, ese el nivel de negociación que se registra”, acotó.\rCastillo Cervantes explicó que el creciente número de secuestros no se deriva en realidad de mayor actividad delictiva por parte de los grupos de la llamada delincuencia organizada, sino, por el contrario, se trata de personas que asumen que esta es una “forma sencilla” de hacerse de “dinero fácil”.\rExplicó que en un caso reciente, sobre el secuestro de un menor de nombre Jusepe, lo consumaron amigos del propio menor que se enteraron que el padre de éste había recibido 80 mil pesos de su liquidación como ex trabajador de la Compañía de Luz y Fuerza, y “se les hizo fácil” hacerse de ese dinero plagiando al menor.\rSin embargo, advirtió que esta misma situación provoca que se cometan cada vez más homicidios relacionados con los mismos secuestros, debido a que en su mayoría se cometen por personas cercanas a la víctima, con las que existe un reconocimiento casi inmediato de voz o rasgos, incluso de actitudes, por lo que los plagiarios terminan matando al secuestrado.\r“Este tipo de casos no nos permiten actuar, y no se trata de una mala operación policial sino que no se puede hacer prácticamente nada cuando se paga un rescate casi de inmediato y cuando van a buscar a la víctima ésta ya fue eliminada porque los reconoció”, dijo.\rFinalmente, el Procurador mexiquense consideró que se debe ahondar en las campañas preventivas, sobre todo reiterar a los jóvenes y a todos los ciudadanos que es sumamente peligroso aportar datos personales a personas que no son dignas de confianza, sobre todo en lugares concurridos como antros y cines.\r“Luego nos dicen: pero es que sabían todos nuestros datos, los nombres, la dirección, los teléfonos, pero en realidad no se trata que los delincuentes los hayan investigado mucho sino que ellos mismos dieron toda la información con la ilusión de ganar un premio, un viaje o hasta una botella de vino en una discoteca”, concluyó Castillo Cervantes.\r

Sábado 23 de Octubre del 2021 9:16 pm