Con devoción bendicen las cruces que cuidarán las casas

Con devoción bendicen las cruces que cuidarán las casas

Agencia MVT / José Contreras Contreras

TOLUCA, México, 3 de Mayo del 2017.- Como cada 3 de mayo, cientos de católicos llevaron a bendecir sus cruces a los templos de la capital mexiquense, como muestra de devoción al lugar donde fue martirizado y sacrificado el hijo de Dios.

El Día de la Cruz, que se celebra el 3 de mayo en México, tiene antecedentes prehispánicos religiosos, pues para los antiguos mexicanos era el día en que oraban y adoraban a las fuerzas naturales para el inicio del ciclo agrícola. Los españoles, en su labor evangelizadora, hicieron coincidir ese ritual con la adoración de la Santa Cruz.

La adoración de la Santa Cruz proviene de un hecho histórico. A finales del siglo tercero, la emperatriz Elena se abocó a hallar la cruz en la que Cristo murió. Como parte de sus pesquisas, mandó demoler un templo dedicado a los viejos dioses paganos de los romanos, y bajo los escombros hallaron las tres cruces.

Para descifrar cuál era la que había sostenido a Jesús, llevaron a un moribundo y lo hicieron tocar cada cruz; en cuanto tocó una de éstas recuperó instantáneamente su energía vital. Por este hallazgo la mujer fue canonizada, y hasta la fecha se le venera como Santa Elena de la Cruz.

Posteriormente, y tras la muerte de su padre, el hijo de Elena, Constantino, sería proclamado emperador. Mientras éste se dirigía a luchar con su contrincante Majencio, con quien se disputaba el dominio del Imperio Romano, y la decisión del credo que se habría de adoptar oficialmente, Constantino y su ejército recibieron una señal divina: se delineó el símbolo que arroparía su victoria ante un ejército mucho más poderoso, una cruz inscrita en el cielo.

La causa de la cruz triunfaría y los cristianos no solo dejaron de ser perseguidos, sino que eventualmente se convertirían, aprovechando su nueva posición, en los perseguidores de los viejos cultos paganos.

Los trabajadores de la construcción que demolieron el templo romano y que encontraron las cruces para Elena de la Cruz adoptaron el 3 de mayo como su día, de ahí que ahora los albañiles celebren la fecha como su máxima fiesta.

En México, la tradición indica que las obras que están en proceso de construcción deben ser dedicadas a la Santa Cruz, para lograr que éstas se concreten en el menor tiempo posibles, les signifique ingresos económicos importantes a los albañiles y se mantengan libres de accidentes que los lesionen a dejen sin vida mientras desempeñan su labor.

Por ello, desde temprana hora los albañiles o sus familiares acuden a las iglesias católicas a bendecir la cruz que luego colocarán en lo más alto de su construcción, para que ésta les vigile y proteja, luego vendrá la fiesta, pues este día los dueños de la construcción, los ingenieros o arquitectos a cargo de la misma, son quienes invitan la comida y bebidas para celebrar.

Lunes 17 de Enero del 2022 2:24 am