Compañías afianzadoras aprobadas por OSFEM no cuentan con fondos suficientes antes posibles quebrantos

388 0

Agencia MVT

  • La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros alerta que empresas elegidas por el OSFEM no cuentan con reservas técnicas

Toluca, México, 22 de Diciembre de 2019.- Las empresas a las que el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM) encargó el programa de Fianzas de Fidelidad para garantizar los recursos que reciben y administran los 125 municipios mexiquenses no cuentan con las reservas técnicas suficientes para responder, en caso de que se requiera, para cubrir cualquier quebranto financiero en los ayuntamientos de la entidad.

De acuerdo con las reformas aprobadas recientemente por la Legislatura local, los 125 municipios de la entidad deberán contratar fianzas para los dos años que restan a las actuales administraciones locales, para proteger al erario público municipal de posibles quebrantos.

El Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México publicó, a principios del mes de diciembre, los criterios para la contratación de fianzas para el año 2020, los cuales aplican para los titulares de los sistemas municipales para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), los institutos municipales del deporte y titulares de los organismos operadores de agua.

Supuestamente las fianzas deben garantizar el pago de daños o perjuicios estimables en dinero que pudieran causar, en el ejercicio de sus funciones, los servidores públicos a las haciendas municipales o al patrimonio de los ayuntamientos, organismos auxiliares y fideicomisos públicos municipales del Estado de México.

Sin embargo, el monto por el que los servidores públicos deben contratar esas fianzas resulta insuficiente, dado que los criterios publicados por el OSFEM indican que se debe afianzar por un monto equivalente de “uno al millar del importe correspondiente a los ingresos propios del municipio y a las participaciones que en ingresos federales y estatales les correspondieron en el ejercicio inmediato anterior”.

De tal forma, en caso de que se presente algún quebranto financiero, solo habrá 1 peso por cada mil pesos que se pudieran desviar, defraudar o mal ejercer por los servidores públicos municipales, lo que hará irrecuperable el dinero público de los municipios.

Además, hay que tomar en cuenta que el procedimiento que realizó el OSFEM para elegir a las empresas responsables de afianzar a los municipios mexiquenses recayó en compañías que no son del todo confiables.

En un proceso prácticamente de asignación directa, con criterios cerrados y sin convocar a las compañías afianzadoras más importantes del país, el OSFEM decidió que esa responsabilidad recaiga en: Fianzas y Cauciones Atlas S.A.; y Chubb Fianzas Monterrey Aseguradora de Caución S. A.

De acuerdo con reportes actualizados de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) ni Fianzas y Cauciones Atlas S.A., ni Chubb Fianzas Monterrey Aseguradora de Caución S. A., son lo suficientemente capaces para sostener una fianza que garantice, bajo las reglas emitidas por el OSFEM, el erario público de los 125 municipios del Estado de México.

De tal forma, en caso de registrarse un quebranto financiero en alguno de los principales municipios del Estado de México, como Naucalpan, Ecatepec, Tlalnepantla, Nezahualcóyotl o Toluca, cuyos presupuestos son cuantiosos, esas empresas afianzadoras no estarán en condiciones de cumplir con las pólizas ofrecidas.

Cabe destacar que ninguna de esas dos empresas afianzadoras cuenta con un Departamento Especializado en Fianzas de Fidelidad, como las que operarán ahora con los ayuntamientos mexiquenses, además de que en el pasado reciente esas afianzadoras ni siquiera participaron en los procesos de licitación que se realizaron para elegir empresas con prestigio y capacidad financiera que sí pudieran afrontar tal reto.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *