Comedores comunitarios cambiaron la vida de los más pobres Comedores comunitarios cambiaron la vida de los más pobres

Comedores comunitarios cambiaron la vida de los más pobres

Francisco Paredes\r\n\r\nTOLUCA, México, 24 de Julio.- Habitantes de zonas de alta marginación aprovechan la instalación de comedores comunitarios para mitigar los efectos de la pobreza y tener una buena alimentación.\r\nEs el poblado de San Bartolomé Tlaltelulco, perteneciente al municipio de Metepec, diariamente una brigada de ocho mujeres elaboran comida para 120 personas que acuden a uno de los comedores comunitarios de la Cruzada Nacional Sin Hambre, que instaló el gobierno federal en zonas de alta marginación del país.\r\nLas 30 voluntarias encargadas de los comedores comunitarios en San Bartolomé Tlaltelulco fueron capacitadas por el Ejército Mexicano, para apoyar a las personas de escasos recursos que desean comer en este lugar y de alguna forma mitigar los efectos de la pobreza en el Valle de Toluca.\r\nEn este lugar se atienden personas de escasos recursos, adultos mayores, mujeres embarazadas o en estado de lactancia, niños y personas que lo necesite, lo que ha permitido que muchas personas se acerquen para tener una alimentación adecuada.\r\nJanette Díaz, Vocal de Alimentación de este comedor comunitario, señaló que se preparan para 120 personas diario, entre niños, adultos mayores, personas discapacitadas, mujeres lactantes, mujeres embarazadas. «Aquí les pedimos una cuota de recuperación, que son cinco pesos, pero las personas de muy bajos recursos no se les cobra nada», precisó.\r\nLa señora Deisy y sus dos hijas utilizan estos comedores comunitarios diariamente, ya que les ayuda a mejorar su economía y les permite comer a tiempo, pues debido a su trabajo, ella tenía que llegar a preparar la comida y era hasta horas de la tarde cuando comenzaban a comer.\r\nDe la misma forma ayuda a sus hijas a que no se vayan a la escuela sin comer, pues durante las mañanas pasan a desayunar antes de irse a estudiar, lo que les permite alimentarse de manera correcta.\r\nAnteriormente, las dos pequeñas hijas de la señora Deisy tenían que esperar que su mamá regresara de trabajar para que comenzara a preparar sus alimentos, llegaban a pasar desde las ocho de la mañana, cuando desayunaban, hasta las cinco de la tarde, cuando la comida estaba lista.\r\n»A mí en especial si me ayuda mucho, porque yo me voy a trabajar en la mañana, y en el transcurso del día llegaba uno y no había comida, y ahorita pasa uno por los niños a la escuela y pasamos a comer aquí y ya nos vamos y también pasan antes de la escuela a desayunar aquí», comentó la señora Deisy.\r\n

Lunes 06 de Diciembre del 2021 6:23 am