Al menos una de cada tres mujeres morirá de infarto o de un evento cerebrovascular

TOLUCA, México, 5 de Dic.- La primera causa de muerte en la mujer no es el cáncer de mama. A partir de los 50 años de edad, fallecen más féminas por afecciones del corazón que todos los cánceres combinados. Mientras que una de cada ocho desarrollará cáncer en algún momento de su vida, al menos una de cada tres morirá de infarto o de un evento cerebrovascular, informó Alejandro Alcocer Chauvet, especialista en cardiología.\rComentó que la mayoría de la gente piensa que la enfermedad cardiaca (o cardiopatía isquémica) afecta más a la población masculina que femenina, cuando en realidad no discrimina sexos. “Ocurre que los varones la presentan a partir de los 35 o 40 años, mientras que en las mujeres los síntomas aparecen una década después. Esto se debe a que ellas se vuelven más susceptibles después de la menopausia”, precisó.\rExpuso que a partir de la menopausia ellas corren mayor peligro de sufrir problemas del corazón debido a que con la reducción hormonal pierden la protección cardiovascular que ofrecían los estrógenos: “Estas sustancias tienen acciones directas en los vasos sanguíneos relajándolos, abriéndolos y manteniendo liso su interior, además de que actúan como antioxidantes neutralizando las grasas malas, previniendo así la presencia de un infarto al miocardio o de una embolia cerebral”.\rDesafortunadamente esas enfermedades son asintomáticas en etapas iniciales, de modo que muchas mujeres acuden a los servicios médicos en forma tardía, o bien, fallecen sin recibir atención hospitalaria. De hecho, “hemos encontrado que hasta 80 por ciento de las mujeres postmenopáusicas poseen uno o más factores de riesgo al momento del diagnóstico, como obesidad, hipertensión, diabetes, colesterol alto, sedentarismo, tabaquismo u otros”, agregó el también secretario de la Asociación Nacional de Cardiólogos del ISSSTE.\rDijo que la enfermedad cardiaca es más agresiva en las mujeres que en los hombres, pues tienen 50 por ciento más posibilidades de morir en el primer año después de un infarto y casi dos veces más de sufrir un segundo en los siguientes seis años. \rEn 2008, la Secretaría de Salud reportó una mortalidad general asociada a cardiopatía isquémica de 57 mil 271 casos, de los cuales 25 mil 943 fueron mujeres y 31 mil 328 hombres. Pero al sumar los eventos cerebrovasculares por género, el número aumentó notablemente.\rExplicó que el infarto es producto de un proceso llamado ateroesclerosis, caracterizado por la obstrucción de las arterias debido la formación de placas de grasa y colesterol. Una arteria puede estar parcialmente obstruida y no causar síntomas hasta que la placa se rompe precipitando la formación de un coágulo y con ello un infarto al impedir la llegada de sangre al corazón en el caso de las arterias coronarias o hacia el cerebro en el caso de las arterias carótidas.\r

Jueves 11 de Agosto del 2022 4:38 pm