Abandonan millonaria obra de remodelación del Centro Ambiental del Calvario

2180 0

 

Filiberto Ramos

 

TOLUCA, México, 24 de Nov.- Por presunto incumplimiento de contrato con la empresa que realizaba trabajos de remodelación en el Centro Educativo Ambiental del Cerro del Calvario, en lo que se invertían 15 millones de pesos, las instalaciones que servían para una biblioteca, un invernadero y salas de capacitación fueron cerradas al público y actualmente se encuentran abandonadas.

El espacio consta de cinco aulas en las que se encuentra una biblioteca con al menos 3 mil libros abandonados, mobiliario, así como de una sala audiovisual, sanitarios y bodegas.

Presuntamente no pueden ser intervenidas debido al proceso legal que se tiene con la empresa constructora, informó Francisco Mejía Alonso, director del Centro de Educación Ambiental del ayuntamiento de Toluca.

«Se están haciendo trabajos de reparación con una empresa contratada por el gobierno estatal, pero por algún malentendido en el trabajo dejó la obra y ya no la culminó», afirmó el director.

Mediante un recorrido por el lugar que se ubica en la parte baja de las oficinas del Centro de Educación Ambiental, se observa que los trabajos de reparación que se realizaban en las cinco aulas del espacio denominado Salas Audiovisuales y Biblioteca están parados y al interior hay basura y material de construcción abandonado.

Las puertas y ventanas fueron retiradas y las mesas junto con las sillas y anaqueles que contienen los libros fueron cubiertos con plástico, pero aun así han sido destruidos por grupos da vándalos, e incluso algunos materiales ya fueron robados.

Francisco Mejía Alonso explicó que el espacio abandonado era parte de un programa de remodelación ejecutado con recursos federales y estatales, y que contemplaba inversión de 15 millones de pesos para restaurarlo, además de un invernadero que tendría que ser construido y colocar siete rutas ecológicas para el Cerro del Calvario.

Sin embargo, debido al incumplimiento de contrato por parte de la empresa contratada para los trabajos, las remodelaciones quedaron a medias y el espacio fue cerrado hasta nuevo aviso.

Según la información proporcionada, en el espacio se otorgaban talleres, conferencias y capacitaciones cada tres días, para un cupo de 50 personas; sin embargo, el lugar tuvo que ser cerrado y las actividades traspasadas a otros lugares.

Son al menos 3 mil libros que se dejaron en abandono, algunos incluso tirados en el suelo, así como material audiovisual y el mobiliario, el cual, a decir de Mejía Alonso, se empezará a retirar para su resguardo.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *