Visten a Nuestra Señora del Carmen con sus mejores galas

942 0

Agencia MVT / Alfonso García

Toluca, México, 13 de julio de 2018.- Cae la tarde del viernes mientras las calles del Centro Histórico de Toluca se visten de espejos de agua tras una tormenta esporádica y las campanas de la Rectoría de Nuestra Señora del Carmen repican con un tono fuera de lo común.

Las campanadas se escuchan por única vez en el año todas al mismo tiempo, a diferencia de los llamados a misa en que se suele utilizarse una sola campana. Eso marca el llamado al “Triduo Santo”, que es el comienzo de una de las festividades más antiguas en el valle toluqueño, tres días antes de la celebración carmelita de este 16 de julio.

“Se tocan todas al unísono únicamente para estas fiestas, este es el llamado al inicio de la veneración, que empieza días antes con un novenario, pero esta esto marca el comienzo de manera más oficial”, explica Fray Rogelio Herrera García, responsable de la Rectoría de Nuestra Señora del Carmen, que es comúnmente conocida como “Templo del Carmen” y forma parte de lo que fuera el Convento de la Purísima Concepción de la Orden de los Carmelitas Descalzos, cuya construcción data de 1698.

Al interior de la Rectoría también se presenta una escena muy poco común. Y es que la figura de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo, coloquialmente conocida como “Virgen del Carmen” no está en su lugar habitual en el altar principal. En la sacristía ubicada en un salón contiguo al altar, un grupo de mujeres se presta a vestir la figura con sus mejores galas, para lo que retiran el vestido usado cotidianamente y la preparan para lucir para la fiesta en su honor.

Fray Rogelio de la Madre de Dios, que es el nombre religioso del rector, detalla que para la festividad de este 16 de julio en que se celebra internacionalmente a la Virgen, se le viste con un traje textil que data del Siglo XVI y dada su antigüedad y valor incalculable, únicamente se coloca para estas fechas, dada su delicadeza.

“Lo más que hemos podido cambiar es el forro interior, pero parte del terciopelo ya se está deshaciendo, debe estar en condiciones muy específicas de cuidado, sin que esté doblado, ya que tiene hilo de oro y de metal que se han vuelto muy delicados con el paso del tiempo”, dice el religioso al tiempo que señala que según consta en el archivo provincial de la orden de los carmelitas descalzos que se ubica en la Ciudad de México, este vestido fue traído de España en algún momento del Siglo XVI, junto con la imagen, por barco.

“Todos los vestidos que tiene, que son seis más, tienen un recamado más simple, igual son muy antiguos, pero no se comparan con el principal que se usa para estas fechas”, señala mientras recapitula que la figura del Niño Dios que carga la figura se trata de una réplica, ya que el original fue robado hace más de 40 años y nunca más se supo su destino.

“Al Niño también se le viste con una prenda especial, de bordado muy antiguo, casi de la misma época que la prenda de la Virgen, que afortunadamente todavía tenemos”, dice Fray Rogelio.

En tanto, los fieles comienzan a juntarse en el recinto religioso y luego del rezo de un rosario, la figura de la Virgen finalmente retoma su lugar en el altar principal, luciendo radiante con su traje más preciado que ostentará por espacio de un par de semanas en todo el año.

Además de la fiesta del 16 de julio y la respectiva verbena popular que paraliza parte del Centro Histórico de la ciudad, el último domingo de julio culmina la fiesta patronal con la procesión por las calles del centro de la ciudad, en donde participan hasta 50 personas en la carga de la figura de la Virgen y en donde se realiza la apertura de la procesión con un grupo de charros y escaramuzas.

“Cuando se realiza esta parte, se hace un acto que se llama “el besamanos” que es cuando la gente puede formarse para hacer una petición especial a la imagen y puede tocarla, para ello se prepara un manto de tres metros de largo”, indica Fray Rogelio, quien espera que para las celebraciones litúrgicas de este domingo y lunes, el recinto religioso se encuentre abarrotado de fieles provenientes de todo el valle toluqueño y de otras entidades del país.

“Esta es una veneración que se ha ido haciendo más fuerte y con más adeptos, principalmente en los últimos años, esperamos que así continúe”.

 

Toluca, México.- Como inicio de las festividades religiosas en honor a la Virgen del Carmen, una de las mas antiguas de la ciudad de Toluca, la imagen es bajada de su altar, vestida con un antiguo y exhuberante atuendo que data del siglo XVI y colocada nuevamente en el retablo principal de la iglesia del Carmen. Agencia MVT / Mario Vázquez de la Torre.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *