Transgénero reclaman reconocimiento a su cambio de identidad

1101 0

Agencia MVT / José Contreras Contreras

TOLUCA, México, 16 de Noviembre del 2017.- Nacieron en cuerpos de hombre, pero por decisión personal cambiaron y hoy son físicamente mujeres, aunque su personalidad quedó atrapada en esa transformación y no pueden adquirir su nueva identidad en un género distinto. En esa situación están miles de mexiquenses todavía por falta de una Ley de Reconocimiento a la Identidad de Género, la cual se presentó hasta este jueves ante el pleno de la LIX Legislatura local.

Fuera de la sede legislativa, varias de estas personas se presentaron para respaldar a la fracción parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática, que, a través del diputado Jesús Sánchez Isidoro, dio el primer paso en una “batalla” que han librado por varios años.

“Para votar tengo que ir vestida de hombre, hacerme pasar por alguien que ya no soy desde hace varios años. Yo soy mujer desde hace 10 años, pero para ejercer cualquier trámite o exigir cualquier derecho, tengo que seguir siendo ese hombre que dejé de ser hace una década”, explicó Karla, transgénero.

Jorge Leonardo Espinosa López, secretario de Diversidad e Inclusión del PRD en la entidad, explicó que se trata de un verdadero problema social el cual no ha sido atendido por los legisladores mexiquenses, pues debido a esta condición, que prácticamente representa una “falta de identidad”, estas personas ni siquiera pueden aspirar a un empleo formal.

“A nosotras nadie nos da empleo, al menos formal, a lo único que aspiramos es a un oficio, porque aunque hayamos estudiado hoy no podemos demostrar nuestra identidad, porque el que se tituló fue un hombre que ya no somos, entonces tenemos que trabajar solo como empleadas en una estética, en una taquería o en un bar, porque no tenemos identidad”, precisó Celia, otra transgénero.

Explicaron que la falta de identidad para quienes por voluntad propia cambiaron de género les limita, entre otras cosas, al acceso a seguridad social, pues al carecer de una identificación oficial con su actual personalidad, las instituciones como el Instituto Mexicano del Seguro Social simplemente no pueden darles de alta.

“Interpusimos una solicitud formal al Instituto Nacional Electoral, en la pasada elección de gobernador, para que el Instituto Electoral del Estado de México permitiera a nuestras compañeras ejercer su voto, libremente, pero como en la credencial para votar ellas aparecen con otra identidad, pues no pudieron ejercer su derecho ciudadano”, explicó Espinosa López.

Prácticamente estas personas no existen, no gozan de una identidad propia y mucho menos pueden ejercer derechos humanos como los que confieren la Constitución, no votan y menos acceden a seguridad social o califican para un crédito para financiar proyectos productivos, son “las inexistentes”.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *