Solo le dije antes del derrumbe: “creo que es el fin hijo; tuvimos mucho miedo”.

114 0

Agencia MVT / Mario Vázquez de la Torre.

Tenancingo, México, 22 de septiembre 2017.- El patio en el que jugó, la sala en la que compartió con su familia y la habitación en la que descansó desde que tiene memoria la señora Elizabeth González Blanquel, quedaron destruidos. La casa de abobe con una historia de más de cien años no resistió la furia de la naturaleza que se manifestó con un intenso sismo.

Así como esta vivienda, otras 50 casas más fueron destruidas por el temblor del pasado 19 de septiembre en la comunidad de San Martín Coapaxtongo, en el municipio de Tenancingo.

Bajo los escombros quedaron las máquinas de costura de la señora Elizabeth González Blanquel que son parte fundamental de su actividad económica y con las que mantiene los estudios de sus dos hijos.

Sus vecinos también fueron afectados, como la señora Araceli Escobar, quien logró salir de su casa antes de que el movimiento telúrico destruyera el patrimonio que formó durante décadas de trabajo.

“Estaba preparando la comida cuando empezó el temblor, mi hijo que estaba en la parte de arriba me gritó que estaba temblando y sólo me abrazó cuando vimos que empezó a caer la losa y le dije ‘creo que es el fin hijo’. Tuvimos mucho miedo”, describió.

Más de 20 familias de la comunidad de San Martín Coapaxtongo lo perdieron todo, sólo esperan que la ayuda de las autoridades sea eficientes para tener al menos un techo seguro en donde refugiarse.

 

Tenancingo, México.- Habitantes de la comunidad de San Martín Coapaxtongo rescatan pertenencias de los escombros de su vivienda colapsada tras el sismo del pasado 19 de septiembre; con maquinaria realizan la demolición al quedar inhabitables. Agencia MVT / Mario Vázquez de la Torre.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *